¿ODIAS ESCUCHAR TU PROPIA VOZ EN UNA GRABACIÓN? UNA BREVE EXPLICACIÓN TE AYUDARÁ A COMPRENDER EL MOTIVO

A la mayoría de las personas no les gusta escuchar el sonido de su propia voz cuando se reproducen en un dispositivo de vídeo o audio. También podría ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
150,30
A la mayoría de las personas no les gusta escuchar el sonido de su propia voz cuando se reproducen en un dispositivo de vídeo o audio.
También podría interesarte:

Pero a final de cuentas; ¿por qué sucede esto? ¿Cuál es la voz que oímos cuando nos escuchamos en un dispositivo electrónico? Bueno, la explicación científica detrás del fenómeno tiene que ver con las vibraciones dentro de nuestros cuerpos, y sólo nosotros podemos oir dichas vibraciones; nadie más puede hacerlo.

De acuerdo con Rachel Feltman, en The Washington Post, cuando escuchamos a otras personas hablando, nuestros tímpanos y oídos internos vibran por las ondas sónicas que vienen de afuera. Estas vibraciones se convierten en sonido cuando llegan al cerebro. Lo mismo sucede cuando escuchamos nuestra propia voz, pero junto con estas ondas de sonido externas, hay otra vibración interna dentro de nuestros cuerpos, como las vibraciones de nuestras cuerdas vocales y las vías respiratorias que se agregan a la mezcla.

En términos más técnicos, estás agregando a la conducción ósea, conducción de aire para hablar con tu propia voz. “El sonido realizado por el hueso ocurre cuando activas tus cuerdas vocales y las vibraciones son compensadas a través de tu cráneo, llegando a tu oído interno. La acústica en el cráneo reduce la frecuencia de estas vibraciones en el camino, añadiendo esencialmente algunos bajos “, dijo Feltman.

Como resultado, la voz que escuchamos en nuestras cabezas es más baja, más redondeada y «dulce». Cuando escuchamos nuestra voz desde un dispositivo externo, por ejemplo en un video de YouTube o en un dispositivo móvil, el sonido se vuelvo un poco más metálico y distorsionado. Por lo tanto, no es extraño que no nos gusten nuestras voces, ya que normalmente, nuestro tono lo escuchamos más profundo, y a nuestro organismo le agradan los tonos dulces; no tan artificiales.

Mira las fotos de nuestros propios cuerpos también puede parecer extraño, porque muchas veces estamos ante un “espejo de nosotros mismos.” Estamos naturalmente inclinados a gustar nuestra versión duplicada, ya que puede llegar a sernos más familiar, y cuando eso cambia puede sonar extraño.
Pero no seamos tan negativos; la buena noticia es que tu voz no es tan mala para tus amigos y familiares. Ellos se han acostumbrado a tu voz y nunca en la vida se han imaginado como es que tú escuchas tu propia voz. Así que ten en cuenta que eres el único que tiene el privilegio de escuchar tu propia voz y nadie jamás en la vida será capaz de escucharte como te escuchas a ti mismo; y de eso podríamos decir que nadie puede entendernos como nosotros nos entendemos. Por lo tanto, tampoco esperes que el resto del mundo te pueda comprender completamente como tú lo haces a ti mismo.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.