PERDIÓ SUS PIERNAS EN UN ACCIDENTE, PERO ESTO NO LE IMPIDIÓ CONVERTIRSE EN CAMPEONA DE NATACIÓN

La odisea de esta joven mujer china para poder crearse un futuro para sí misma, a pesar de haber perdido sus dos piernas en un trágico accidente, se ha ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
62,90
La odisea de esta joven mujer china para poder crearse un futuro para sí misma, a pesar de haber perdido sus dos piernas en un trágico accidente, se ha convertido en la historia que inspiró a miles de personas con discapacidad en China.

También podría interesarte:

Qian Hongyan, de Yunnan, al suroeste de China, se tomó los titulares de los periódicos y noticieros, cuando fue fotografiada caminando con la ayuda de una pelota de baloncesto. Hoy, esta misma joven mujer es campeona de natación que ahora aspira a los Paralímpicos. En 2009, la decidida chica se convirtió en campeona nacional de los Juegos Paralímpicos Nacionales de Natación en China. En septiembre pasado, ganó otra medalla de oro en la final de 100 metros en los Juegos Paralímpicos de la provincia de Yunnan.

Al tener cuatro años de edad, Qian Hongyan sufrió la amputación de amabas piernas después de haberse accidentado en el año 2000, cuando casi pierde su vida. Su familia es bastante pobre; cultivan y producen seda para poder sobrevivir. De acuerdo con la prensa, son una familia con pocos recursos disponibles, por lo cual su abuelo adaptó una pelota de baloncesto para poder ayudarle a caminar y trasladarse.

La niña aprendió a ‘caminar’ con sus manos, apoyando todo su cuerpo superior con almohadillas de madera con asas. La pelota de baloncesto le ayudó a equilibrarse y le proporcionó una plataforma para descansar cuando se cansaba. Ella pasó muchos años de su infancia siendo apodada por los lugareños como “la chica baloncesto”.

En 2005, las increíbles penurias de Qian Hongyan llamaron la atención generalizada de los chinos, y más tarde de los medios de comunicación internacional. Para China, donde casi no se habla de la discapacidad, esto se convirtió en un tema de conversación. También se convirtió en un punto de inflexión en la vida de la entonces niña de diez años de edad. Con la ayuda y el apoyo de donaciones, se le dio la oportunidad de viajar más de 1.600 millas a Beijing y de equiparse con sus primeras prótesis de piernas.

Cada paso de su viaje se convirtió en una historia de interés periodístico que no sólo reveló un poco de la vida de Qian Hongyan, sino que también puso de relieve la difícil situación de los que viven con discapacidad en China. Luego, otro suceso vino en 2007. A través de donaciones, Qian Hongyan pudo asistir y terminar la escuela primaria. Sin embargo no tenía suficiente dinero para que le permitieran continuar su educación más allá de la edad de los 11 años.

Sin embargo, estos no fueron obstáculos para esta valiente niña; y fue entonces cuando decidió unirse a “la nube del sur”, un equipo de natación local para personas con discapacidad y uno de los primeros de este tipo en el país asiático.

“Al principio sentía que me ahogaba y tragaba mucha agua, pero nunca dejé de insistir, y me siento orgullosa de mi misma, ya que ya he sido campeona de los juegos nacionales paralímpicos, algo que nunca me imaginé que lograría. Pienso que el secreto está en nunca rendirse y tampoco esperar que la gente haga todo por ti”.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.