¿POR QUÉ MENTIMOS? LO QUE HAY DETRÁS DE LAS MENTIRAS.

Mentir a menudo puede ser más fácil y más amable que decir la verdad, y cualquiera que diga que nunca han mentido probablemente, esté mintiendo en ese ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
3,50

Mentir a menudo puede ser más fácil y más amable que decir la verdad, y cualquiera que diga que nunca han mentido probablemente, esté mintiendo en ese momento.

También podría interesarte:

Aprendemos a decir mentiras desde la infancia, generalmente para evitar el castigo de los padres, y es allí donde se va formando esa conducta que permanece con nosotros a lo largo de nuestra vida, en mayor o menor medida, según el tipo de persona, sus necesidades, hábitos y forma de percibir el mundo.

En promedio mentimos diez veces por semana. La mayoría de esas veces son pequeñas mentiras inofensivas que se desvían un poco de la verdad y salen de nuestra boca casi sin percatarnos de que es una mentira. Las grandes mentiras están reservadas a casos especiales y complejos, o a comportamientos patológicos.

Existen dos principales maneras de mentir: por ocultación, en las que se omite información para crear una interpretación falsa por el receptor. Por de falsificación, en las que se crea una historia falsa para engañar o confundir al otro. Estas maneras de mentir están acompañadas de tipos de mentiras que pueden asociarse a una u otra forma de mentir. Así podemos encontrar la mentira inocente o piadosa, que utilizamos para no herir a los demás; la mentira defensiva, para protegerse de algún daño o riego personal; la mentira destructiva, que tiene la finalidad de perjudicar o desprestigiar a alguien; y el autoengaño, en el que la persona se hace daño con determinado hábito, sirviéndose de excusas para seguir haciéndolo.

Algunos psicólogos especialistas en la mentira, afirman que es saludable decir mentiras y que para mantener a la sociedad funcionando sin problemas, es necesario, en algunas ocasiones, decir mentiras inocentes. Pero cuidado, se puede llegar a ser un mentiroso patológico, porque al tratar de convencerse de las propias mentiras se puede caer en ellas y perder la percepción de la realidad distorsionándola de manera negativa.
Así que cuide sus mentiras. Todo está en la medida con que se diga y su intención.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.
Palabras relacionadas: