¿SABÍAS QUE LOS PULPOS PUEDEN VER CON SU PIEL?

Para poder merodear en las oscuras profundidades del océano; se podría decir que se necesita que la visión sea lo mejor posible, y los científicos han ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
0,80
Para poder merodear en las oscuras profundidades del océano; se podría decir que se necesita que la visión sea lo mejor posible, y los científicos han descubierto que los pulpos tienen un gran truco para visualizar sus alrededores.

Bueno, una nueva investigación indica que la piel de la criatura contiene los mismos pigmentos proteicos que se encuentran en sus ojos, por lo que responde a la luz y puede ayudarle a que “vea” las cosas que se encuentran cerca.

Los biólogos evolutivos de la Universidad de California, Desmond Ramírez y Todd Oakley han publicado sus hallazgos en la revista Journal of Experimental Biology, basándose en teorías anteriores que se habían presentado, sin embargo nunca habían sido verificadas correctamente.

Como informó Sandhya Sekar para la BBC, los investigadores removieron parches de la piel de 11 pulpos antes de utilizar diodos emisores de luz para probar sus reacciones. Efectivamente, la piel se adapta de manera diferente a los diferentes tipos de luz.

Estos cefalópodos de aguas profundas son famosos por cambiar de color para que sus cuerpos puedan coincidan con su entorno, por lo tanto, logran evadir depredadores y también acercarse sigilosamente a las fuentes de alimentos. Lo que los nuevos hallazgos demuestran es que la piel del pulpo no sólo responde a las instrucciones del cerebro y los ojos, sino que de hecho reacciona a la luz y el cambio de color en sí.

Todo esto se debe a los cromatóforos bajo la piel de un pulpo: órganos bastante pequeños, pigmentados y cargados de productos químicos. A medida que los músculos alrededor de ellos se expanden y contraen, el color que ellos exhiben va cambiando. Miles de estos cromatóforos se encuentra ubicados justo debajo de la capa superior de la piel.

Ramírez y Oakley encontraron que los cromatóforos reaccionaban con mayor fuerza a la luz azul, y casi no respondían en absoluto cuando se utilizaba la luz roja. El hecho de que esto hubiera sucedido después de que la piel hubiera sido retirada del pulpo; demuestra su capacidad para operar de forma independiente.

Además, Ramírez y Oakley encontraron proteínas especializadas en las piel de los pulpos, llamadas opsinas; las cuales hacían juego con las que se encuentran en los ojos de pulpo, proporcionando una prueba más de que los pulpos no sólo tienen que confiar en su vista para saber lo que está pasando.

Los hallazgos sugieren que estas opsinas están ubicadas libremente debajo de la piel; lo que significa que pueden detectar cambios de brillo, pero no pueden construir una imagen detallada de lo que está alrededor del pulpo. Sin embargo, pueden ser cruciales para detectar y responder a un entorno submarino.

Un segundo estudio en la misma revista por el biólogo Thomas Cronin de la Universidad de Maryland en los EE.UU; sugiere que el mismo tipo de percepción de la piel también podría estar ocurriendo en otros cefalópodos. En otras palabras, estas criaturas pueden sentir los cambios en la luz, así como verlos.

“Lo que todavía no sabemos es cómo estas dos entradas se unen para controlar los cromatóforos en todo el animal”, Expresó Ramirez a la BBC.

“Aunque sería un tanto exagerado decir que los pulpos puedan ver por su piel; al menos ya sabemos que sus pieles pueden detectar cambios de brillos en la luz, y es algo muy importante, ya que siempre existía el interrogante con respecto a cómo manejaban el camuflaje”

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.