¿TE ATREVERÍAS A COMER INSECTOS PARA MEJORAR TU SALUD?

Foto Crédito: commons.wikimedia.org En nuestro días se ha vuelto algo común comer sanamente, esto en respuesta a las diversas enfermedades que surgen por ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
0,30

Foto Crédito: commons.wikimedia.org

En nuestro días se ha vuelto algo común comer sanamente, esto en respuesta a las diversas enfermedades que surgen por la mala alimentación, es por esto que muchas culturas han traído a sus mesas diversas propuestas culinarias, entre estas aparece una muy exótica, la entomofagia que consiste en la ingesta de insectos y arácnidos, o artrópodos en general, como alimento.

También podría interesarte:¿QUÉ PASARÍA SI TUVIÉRAMOS EL CEREBRO TRANSPARENTE?

Este es un hábito alimenticio extendido en algunas culturas de la Tierra: África, Asia y Australia; no obstante, en algunas otras es muy poco común o es considerado un tabú. Es muy posible que los insectos formaran parte de la dieta alimenticia humana desde épocas remotas, antes de que se desarrollaran herramientas para la caza y la agricultura.

Existen evidencias de esta hipótesis, las cuales se han encontrado en diversos lugares de la tierra, en fósiles de materia fecal, los cuales contenían hormigas, larvas de cucaracha, piojos, garrapatas y termitas. Otra evidencia son las pinturas rupestres que representan una colección de nidos de abejas, y otros insectos; se supone que en épocas pasadas los seres humanos se alimentaban de pupas y larvas endulzadas con miel.

Los insectos por regla general tienen una gran eficiencia en la conversión de los alimentos, su alto nivel de reproducción aprovecha al máximo los nutrientes de su entorno para convertirlos en proteínas, vitaminas, grasa, etc.  Es por esta razón por la que los estudios de algunas agencias de alimentación están pensando que los insectos podrían ser la fuente principal de proteínas en la alimentación humana del futuro.
Siendo además una de las formas de vida dominantes en nuestro planeta, no es difícil de pensar en ellos, ante un crecimiento de la población como el que se vive en la actualidad. Los insectos y arácnidos a ingerir, dependen fundamentalmente de las estaciones del año, de su facilidad de recolección, etc. Por regla general se suele emplear como alimento aquellos insectos que suelen vivir en grandes comunidades, de esta forma se simplifica la labor de recolección. ¿Crees qué en un futuro cercano cambiemos nuestra dieta y sea el menú del día un plato de hormigas con miel o un estofado de gusano? 
Si te gusto el articulo compártelo y deja tus comentarios…