Un Padre No Pudo Creer Lo Que Encontró En El Jardín De Casa

Los padres siempre están en la constante búsqueda de realizar lo mejor para complacer a sus hijos, eso incluye inventarse nuevos juegos, desarrollar la ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
2,80

Los padres siempre están en la constante búsqueda de realizar lo mejor para complacer a sus hijos, eso incluye inventarse nuevos juegos, desarrollar la creatividad con cosas que estimulen al niño y por supuesto el deporte.

Ahora, imagina que un día decidas realizar algo en tu jardín para poder disfrutar con tus niños y tener un ambiente deportivo, y cuando te dispongas a modificar el espacio, abriendo huecos te consigas con un tesoro, aunque no lo creas no necesariamente los piratas y los perros pueden tener algo enterrado en el jardín de la casa.

Anuncios
Eso fue lo que le pasó al señor Luke Irwin, quien estaba abriendo hoyos en su jardín para poder guindar unos cables que se necesitaba para que sus hijos pudieran jugar tenis de mesa, en los espacios del granero, pero durante las excavaciones hizo uno de los descubrimientos arqueológicos romanos, que se puede considerar de lo más importante de la última década.

El Descubrimiento Que Cambió Las Cosas

El hombre consiguió lo que pudo ser un azulejo de mosaico, pertenecientes a los restos de las villas romanas más grandes construidas en Gran Bretaña, y todo justo en su casa en Brixton Deverill cerca de Warminster, Wiltshire.

Irwin no dudó ni un minuto en llamar a los arqueólogos locales y a los expertos de Historic England quienes trabajaron en colaboración con el Museo Salisbury; de esta manera pudieron confirmar que el mosaico encontrado correspondía a una parte de una villa construida entre 175 D.C. y 220 D. C. ¿Increíble no?

Se presentó una excavación con una duración de ocho días, donde pudieron encontrar: conchas de ostras, un pozo romano, el ataúd de piedra de un niño, cerámica, monedas y joyería. En el caso de las otras, se consideró que pudieron haber sido llevadas desde la costa usando barriles de agua salada, lo que es un claro indicador de la riqueza de la familia que vivía en la villa.

Los expertos de Historic England expresaron que el descubrimiento es el más significativo de la década, al mismo tiempo que compararon la importancia de la magnitud de la estructura con una romana de tres pisos que se encontró en Chedworth, Gloucestershire.

Uno de los expertos de Historic England encargado del estudio de la estructura encontrada, el arqueólogo Dr. David Roberts comentó: “Este sitio no ha sido tocado desde que se colapsó hace 1,400 años y, por tanto, es de enorme importancia”, por otra parte agregó: “Sin duda, este es un sitio sumamente valioso en términos de investigación, con un increíble potencial. El descubrimiento de una villa tan elaborada y extraordinariamente bien conservada, no dañada por la agricultura por más de 1,500 años, no tiene parangón en años recientes. En general, la excelente preservación, la gran escala y complejidad de este sitio presenta una oportunidad única de entender la Gran Bretaña romana y post-romana”.

Para Irwin la historia es sumamente increíble, expresó que se siente impactado con la idea de pensar que una familia viviera en su casa hace 2,000 años. “Tú miras un campo vacío desde tu puerta del frente y aun así, hace 1,500 años estaba la casa más grande, posiblemente, de toda Gran Bretaña”, agregó el padre de familia.

Lo increíble es que todo empezó por agregar algo en su jardín para sus hijos, lo que nos dice es que nunca estamos seguros de todo lo que nos rodea. Podemos conseguir en el rincón menos esperado una gran historia.

Si te gustó, compártelo

Deja tus comentarios…