UNA DE CADA 6 ESPECIES PODRÍA DESAPARECER DEBIDO AL CAMBIO CLIMÁTICO

La Tierra está en camino a perder hasta una de cada seis especies, si las emisiones de carbono continúan de esta manera tan agresiva. Este inmenso riesgo ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
7,50
La Tierra está en camino a perder hasta una de cada seis especies, si las emisiones de carbono continúan de esta manera tan agresiva. Este inmenso riesgo de extinción masiva es notable en cada región; por lo que tristemente puede pasar desapercibido a nivel mundial. Se pronostica que hasta una cuarta parte de las especies de América del Sur podrían desaparecer.

También podría interesarte:

Estas son algunas de las conclusiones de una parte integral de la nueva investigación llevada a cabo por el ecólogo evolutivo Marcos Urbano y publicado recientemente en Science.

Podrías consolarte diciendo que estas estimaciones son un tanto exageradas con respecto a las emisiones de dióxido de carbono. Es más, hay muchos que creen que el dióxido de carbono no causa el cambio climático, y que este no tendría nada que ver con el colapso que ocurre hoy en día en la biodiversidad; pero la verdad es que el daño que le estamos causando a la Tierra y sus especies; podría ser muchísimo peor de lo que imaginamos.

La evaluación de cuántas especies se han extinguido debido a los impactos humanos es notoriamente difícil. Anteriormente, se reportó un estudio publicado en la revista Nature, el cual estima que en los últimos 500 años, el 13% de todas las especies habían desaparecido como consecuencia de la conducta humana.

En un estudio se encontró que si las emisiones de dióxido de carbono siguen continúan de esta manera tan desproporcionada, la temperatura podría aumentar en dos grados; lo cual sería catastrófico, y podría aumentar en un 5% el riesgo de extinción de las especies. Sin embargo se cree que el ritmo actual de emisiones podría aumentar y en dado caso la temperatura se incrementaría en 4 , lo cual aumentaría el riesgo de extinción en un 16%.

Un estudio reciente halló que los diferentes métodos empleados para medir la capacidad de destrucción de las emisiones de dióxido de carbono no importa; ya que todos los métodos apuntan al mismo resultado; y este es el riesgo de extinción. Los estudios que construyen modelos estadísticos tienen en cuenta los factores ambientales para la distribución y abundancia de las especies.

Las grandes diferencias en el riesgo de extinción se asociaron con diferentes escenarios de emisiones de carbono. Entonces nos corresponde determinar, cuánto mineral queda en las reservas existentes de carbón, petróleo y gas, y ¿cuánto de ese combustible estamos dispuestos a consumir? Otro factor importante es la extinción de las especies.

Si cierta especie de rana de árbol sólo puede reproducirse en una especie particular de árbol, lo que sucederá entonces, es que cuando el último árbol de esta especie, sea cortado, entonces la rana estará condenada a la extinción. Este es un ejemplo de 100% de pérdida de hábitat requerido para producir la extinción como resultado final. Sin embargo, muchas especies se extinguirán algún tiempo antes de que se pierda toda su hábitat. Ya que se asume que se requiere la desaparición de entre el 100%, 95%, y 80% de la pérdida de hábitat antes de que ocurra la extinción.

Otro factor crucial será la rapidez con la que se produzca el cambio climático. A medida que el planeta Tierra se calienta, y las condiciones locales cambian, las especies responderán de diferentes maneras.

En primer lugar, si el cambio ambiental es muy lento, entonces los individuos que se adapten mejor a las nuevas condiciones reemplazarán progresivamente los individuos previamente dominantes. Un cambio climático lento y progresivo puede producir un cambio evolutivo.

En segundo lugar, si el ritmo de cambio es más rápido que los procesos evolutivos, lo que sucederá es que las especies podrían ser capaces de amortiguar una parte del cambio ambiental. Ciertas especies pueden modificar diferentes genes como respuesta a los cambios ambientales. Esto cambia su fenotipo (sus cuerpos físicos y del comportamiento) para que se adapten mejor a las nuevas condiciones. Esto se observa más a menudo en los organismos inmóviles o fijos, tales como las plantas que pueden modificar diferentes genes en condiciones más calientes o más secas.

En tercer lugar, si el cambio climático pasa demasiado rápido, con respecto a la evolución o adaptación, las especies móviles pueden ser capaces de escapar de la extinción mediante la dispersión hacia otros hábitats más adecuados. Para que esto sea posible, debe haber alguna ruta viable. Para las plantas que dispersan las semillas en el viento, esto podría no ser un gran problema.

Tristemente al ritmo que vamos cualquiera de las tres opciones, sino las tres, podría ocurrir.

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.