VAMPIROS: CAMINANTES DE LA NOCHE

Foto Crédito: Pixabay Un vampiro es, según el folclore de varios países, una criatura que se alimenta de la esencia vital de otros seres vivos para así ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
0,40

Foto Crédito: Pixabay
Un vampiro es, según el folclore de varios países, una criatura que se alimenta de la esencia vital de otros seres vivos para así mantenerse vivo y desarrollar habilidades superhumanas. 
También podría interesarte: 
¿GIGANTES SERES FANTÁSTICOS O HABITANTES DE LA TIERRA DELUGARES REMOTOS?

En algunas culturas orientales y americanas aborígenes, el vampiro es una deidad demoníaca o un dios menor que forma parte del panteón siniestro en sus mitologías. En la cultura europea y occidental, así como en la cultura global contemporánea, el prototipo de vampiro más popular es el de origen eslavo, el de un ser humano convertido a vampiro a través de una mordida.

En nuestros días,  ha tomado mucha relevancia el vampiro como referente del miedo que posee la sociedad a la realización de los mitos en un mundo objetivo. Es por esto que en los escritos sobre vampiros se le atribuyen a la sangre la fuente de poder y representación del alma, también se habla del  temor a la depredación, muerte y su expresión más latente el cadáver, así como a la fascinación temerosa por la inmortalidad y el instinto de supervivencia.

El término “vampire”, tiene demasiada raíces etimológicas, sin embargo el  primer uso registrado de la forma antigua rusa “Упирь (Upir’)” comúnmente se cree que está en un documento del año 6555 (del calendario bizantino o 1047 d. C.) Se trata de un colofón en un manuscrito del Libro de los Salmos escrito por un sacerdote que transcribió el libro del alfabeto glagolítico al cirílico para el príncipe novgorodiano: Volodymyr Yaroslavovych. El sacerdote afirma que su nombre es “Upir’ Likhyi ” (Оупирь Лихыи), lo que significa algo así como “Vampiro perverso” o “Vampiro hiriente”. En mis curiosidades te damos un conteo de cómo se pude originar un vampiro:

1. PREDISPOSICIÓN DESDE EL NACIMIENTO

En Rumanía, se le daba el nombre de strigoi, y podían deber su aparición a su descendencia siendo  el séptimo o duodécimo hijo cuyos hermanos mayores eran todos del mismo sexo. Estos poseían  unas marcas de nacimiento como el hueso sacro pronunciado, abundante vello corporal y haber nacido encapuchado, es decir con la cabeza envuelta en parte de la membrana placentaria, o haber ingerido parte de la misma.
2. POR MUERTE PREMATURA O VIOLENTA

En la antigua Grecia, en donde se denominaban vrykolakas o brucolacos a los así originados, al igual que entre búlgaros, eslavos, y en ciertas culturas africanas y en Indonesia, se creía que los niños, adolescentes y en general las personas que habían tenido una muerte prematura o en circunstancias anormales, por suicidio o violencia, podían convertirse en fantasmas vagabundos o vampiros.

3. POR INCUMPLIMIENTO DE RITUALES FUNERARIOS Y RELIGIOSOS

En Grecia, Bulgaria y Rumanía también se creía que alguien se convertía en vampiro después de morir si los que se debían ocupar de preparar y vigilar debidamente el cadáver no realizaban los rituales adecuados o no cumplían bien su tarea, como impedir que un animal, especialmente un perro o gato, e incluso una persona pasen sobre el mismo. Esta creencia es similar en los hindúes que consideraban que los espíritus o Pitrs, en espera de reencarnar, pueden convertirse en vampiros si nadie les recuerda y realiza los shraadh, rituales funerarios de rigor para facilitar su reencarnación.

4. POR  MALDICIÓN POR ACCIONES CRIMINALES O SACRÍLEGAS

En la antigua China también se creía que se convertían en vampiros ciertos criminales, tradición similar a la existente entre los eslavos y los griegos, quienes creían que los vampiros eran brujas o personas que se habían rebelado contra la Iglesia mientras estaban vivos, vendiendo su alma al diablo y que al morir sus cuerpos podían ser poseídos por demonios.

5. POR MORDEDURA DE UN VAMPIRO
Según casi todas las tradiciones, especialmente entre los eslavos, aquella persona que moría después de ser mordida por un vampiro se convertiría a su vez en uno. Los escritores ocultistas aducen que esta manera solo es posible si hay aceptación por parte de la víctima. Los autores de literatura de ficción le han dado a esta manera una connotación sexual intensa, muy atractiva para propósitos dramáticos. Crees que existan los vampiros y estén allí acechándonos.  
Deja tus comentarios, son muy importantes para nosotros…