¿Y QUÉ TAL SI PUDIÉRAMOS COMER LO QUE QUISIÉRAMOS SIN ENGORDARNOS?

Foto Crédito: Pixabay Así como lo acabas de pensar. Si no tuvieras la preocupación de engordar, seguramente comerías más. Y mucho peor; reemplazarías sin ...
publicado por
Lara Gonzalez avatar
hace karma
2,20

Foto Crédito: Pixabay
Así como lo acabas de pensar. Si no tuvieras la preocupación de engordar, seguramente comerías más. Y mucho peor; reemplazarías sin remordimientos de conciencia, las frutas y verduras por un montón de pasta, comida rápida y dulces, aumentando en un 50% el número de calorías que consumes diariamente.
También podría interesarte: EXPLICACIÓN A 5 COSAS VERGONZOSAS QUE TODOS HACEMOS
De acuerdo con la proyección Rafael Claro, nutricionista de la Universidad de Sao Paulo; fácilmente podrías pasar de 2300 a 3.200 calorías diarias. El problema es que la grasa, hidratos de carbono y azúcares permanecen en nuestra sangre dañando el cuerpo.

Fredrik Nyström, investigador de la Universidad de Linköping, Suecia, llevó a cabo un estudio. Reunió 20 voluntarios sanos y dispuestos a alimentarse con sólo comida basura durante un mes. El resultado fue bastante notable en el hígado, el órgano responsable del metabolismo del alcohol y la grasa. Una cantidad de ALP, una enzima liberada en la sangre cuando una célula del hígado se encuentra afectada, se multiplicó por 3 . Además de eso, la resistencia a la insulina (la cual determina el desarrollo de la diabetes tipo 2) se duplicó.

La encuesta no obtuvo resultados concluyentes sobre otros factores, pero es probable que el colesterol potencie los riesgos cardíacos. Los EE.UU. son prueba de ello. Allí, donde la población consume un promedio de 3.770 calorías al día, las muertes por ataque al corazón son la causa de un 28% del total de fallecimientos.

La  economía también se ve afectada por los efectos de comer en exceso. El trigo, la avena, el maíz y la soja serían materias primas aún más necesarias, ya que son la base de los alimentos procesados. A comienzos de este año, el consumo de alimentos en los países emergentes como China, India y Brasil incrementó en un 130% el precio de un producto básico como el trigo; y se espera que con el aumento del consumo en los países desarrollados, esta crisis supondrá niveles aterradores en los precios de los alimentos. Europa y Norte América serían los ganadores, ya que en estas regiones se encuentran las sedes de las compañías de alimentos más grandes y poderosas.

Entonces, ¿te gustaría una vida sin límites de calorías?

La verdad es que no es tan bueno como te lo imaginas:

– LA VIDA CHATARRA:

Sin remordimiento de consciencia alguno, nos dedicaríamos en exceso al placer de los alimentos, especialmente de las cosas con grasa y azúcar. La explicación es evolutiva: los alimentos ricos en calorías construyeron una reserva de energía para la supervivencia en períodos de hambruna. Las frutas y verduras serían relegadas a los estantes de comida exótica.

– A TODA HORA, EN TODO LUGAR:

Además de ser más deliciosos que los alimentos naturales, los alimentos pre-cocidos o procesados son más prácticos y adecuados a la vida moderna: sólo tienes que abrir la bolsa y comer. Sin preocupación alguna por el peso, comeríamos más veces y comeríamos en cualquier lugar.

Una dieta baja en vitaminas y minerales se reflejaría en una baja resistencia, anemia, problemas de piel, cabello y uñas quebradizas. Los alimentos fortificados resuelven el problema. “Los nutrientes que se encuentran en las frutas y verduras son más fácilmente absorbidos por el cuerpo”, dice Rafael curso.

-CURAS FARMACÉUTICAS:

El consumo excesivo de grasas y azúcares afecta el hígado y los riñones, aumenta la resistencia a la insulina (directamente vinculada a la diabetes tipo 2) y podría causar arterioesclerosis e hipertensión, aumentando el riesgo de ataques cardíacos y otros problemas del corazón. “La industria farmacéutica, sin duda estaría muy feliz”, afirma el médico de enfermedades infecciosas Ricardo Mangabeira.

– ESTÁNDAR ANORÉXICO:

El estándar de belleza moderno es parecer delgado. “Más de 15 años en la cultura de la anorexia es difícil de cambiar”, dice Berger Mirela, doctorado en antropología social. Pero es probable que quisiéramos ser aún más delgados. Por lo tanto los casos de anorexia aumentarían, y también el consumo de inhibidores del apetito y la búsqueda de la definición muscular.

– TRASTORNOS DEL SUEÑO:

Las personas que no llevan una dieta balanceada pueden llegar a experimentar muchos problemas a la hora de dormir, entre algunos se encuentra el insomnio, sueño excesivo, sueño intermitente; etcétera. Las personas que sufren de trastornos del sueño pueden llegar a sufrir de anemia, estrés, dolores de cabeza, irónicamente desórdenes alimenticios.

– ASPECTO DE PERSONA MAYOR:
Al dejar de preferir el agua por escoger bebidas carbonatadas tipo soda/cola, se estaría ingiriendo una gran cantidad de químicos que hacen daño al cuerpo. Está comprobado que las personas que beben agua diariamente tienen un aspecto más juvenil; mientras que las que beben líquidos envasados/enlatados están consumiendo químicos que pueden llegar a ser cancerígenos.

Déjanos tus comentarios… son muy importantes para nosotros
Palabras relacionadas: