20 señales que indican que no estás hecho para tener hijos

Tu reloj biológico sólo te avisa de cuándo tienes que dormir y cuándo tienes que comer 1. Rara vez te parece guapo un bebé Dices “qué mono”, ...
publicado por
Leonardo Gala avatar
hace karma
3,80

Tu reloj biológico sólo te avisa de cuándo tienes que dormir y cuándo tienes que comer

1. Rara vez te parece guapo un bebé

Dices “qué mono”, pero en realidad quieres preguntar esto – giphy

Pero oye, se lo dices a todos. De hecho la frase es “mira que los bebés no son guapos eh al nacer, pero el tuyo, oye, ¡el tuyo es monísimo!”

2. De hecho, todos los bebés te parecen iguales

Eso sí, te dan siempre unas ganas de… – giphy

Igual de “guapos” claro ¬¬

3. Por supuesto nunca entendiste eso de “se parece más a papá que a mamá”

Oye es que no hay bebé en el que no se discuta el temita – giphy

A ver, es un bebé. Todavía no se sabe a quién se parece, por el amor de Dios

4. Y cuando estás delante de uno, no sabes qué decir ni cómo comportarte

Cuando te enseñan a limpiar una caca por primera vez – giphy

¿Le hablo? No, porque no me entiende. ¿Le sonrío? Parezco idiota. ¿Lo cojo? Uy.

5. “¿Que lo coja? Estás de coña”

giphy

En realidad, estás advirtiendo de que existen muchas posibilidades de que se te caiga. Especialmente si se te caga encima

6. Y si te hacen cogerlo, pareces un robot de la tensión

Los padres no saben qué hacen cuando te dejan a ti coger a un bebé – giphy

Un robot que suda y al que se le cansan los brazos

7. Te pones MUY tenso cuando come y lo babea todo

Por eso siempre va bien tener un perro cerca – giphy

O cuando te rechupetea entero. O cuando papa y mamá comen sus potitos.

8. Prefieres dormir en una cama de espinas antes de quedarte a solas con un bebé

En serio, lo de los perros, mano de santo – giphy

Piensas, ¿y si se pone a llorar?

9. Notas que las únicas horas de las que te avisa tu reloj biológico son las de comer y dormir

Tu respuesta a “cuándo tengas un hijo sabrás lo que se siente” – giphy

Lo del instinto maternal o paternal a ti no te ha llegado aún

10. Admiras mucho a esas personas que saben calmar a un bebé cuando llora

Pero qué te pasa Dios mío, ¿qué? – giphy

(Tu fuerte más bien es que se ponga a llorar al verte)

11. Y también a esas que manejan al crío como si fuera un saco de patatas con una habilidad pasmosa

Pero son mucho más resistentes de lo que crees – giphy

Tú lo harías todo con tanto cuidado… Como si fuera de porcelana o de cristal de bohemia

12. Cuando llegas a una casa donde hay bebés suspiras de alivio al ver que está dormido

“Oh vaya justo llego cuando está acostadito, qué pena” – giphy

Y no dando por saco, básicamente.

13. Puestos a elegir… Prefieres ver antes un cachorrito de perro o de gato que un bebé

Esto SÍ que te deshace – giphy

Son más suaves y esponjosos, hacen más monerías y cagan igual. En fin, todo son ventajas

14. De hecho, hablas con el mismo tono de voz a un bebé que a un perro

¡¡¡No puedes, no puedes!!! – giphy

Lo has intentado evitar muchas veces… Pero no puedes

15. Cuando una amiga tuya tiene un hijo, piensas “se te acabó la vida”

Pero disimulas mucho mejor que Homer, claro – FOX

Eso es lo que piensas tú. Los demás se alegran e incluso la envidian

16. Y cuando te preguntan cuándo lo tendrás tú, dices “¿yo? ¡pero si aún soy súper joven!”

Cuando tu pareja saca el temita – giphy

Ya, pero a tu edad seguro que tu madre ya los había tenido y, verás, el tiempo pasa. Y tú ahí.

17. Si te preguntan a qué edad comienza a hablar un niño, o a gatear, o a hacer su primer popó en el orinal…

giphy

…Simplemente, no lo sabes. No tienes ni la menor idea. Suspenso total por falta de interés

18. Tampoco sabes qué es un arrullo, un moisés, una tetina, un mordedor…

¿Lo qué? – giphy

19. Por no mencionar cuando te empiezan a contar cómo es un parto

giphy

Necesitas sentarte y tomar aire

20. PEEERO, amigo o amiga, sea como sea, seguramente lo tendrás. Y sobrevivirá. Pese a todo.

giphy