Esto es lo que piensan algunos niños al ver cámaras de fotos un poco antiguas

Hay una generación de críos que ya ha nacido con la tecnología bajo el brazo Si ahora vas de viaje, las fotografías a monumentos, museos o edificios se ...
publicado por
Leonardo Gala avatar
hace karma
0,70

Hay una generación de críos que ya ha nacido con la tecnología bajo el brazo

Si ahora vas de viaje, las fotografías a monumentos, museos o edificios se pueden hacer con iPads, iPhones, tablets o también con cámaras Reflex. Hace unos cuantos años, se hacían con cámaras de carrete. Ahora, estos niños descubren ese tipo de cámaras y las describen como grandes y feas.
Además de sorprenderse porque dentro no hay ninguna tarjeta de memoria sino un carrete al que no le puede dar la luz porque sino no saldrían las fotos.

Para ellos son casi piezas de museo – thefinebros – YouTube

Estas cámaras son un objeto totalmente desfasado a juzgar por los comentarios de estos chavales. Cuando empiezan a inspeccionar los botones todos se asombran cuando ven salir un objetivo. Porque, además de visor, las cámaras siempre han tenido un objetivo pero, acostumbrados como están a las nuevas tecnologías, esto es demasiado para ellos.

Lo divertido viene cuando tienen que intentar poner el carrete para poder hacer la foto. Pero pocos tienen paciencia y todos quieren ver su foto a la de ya. El problema es que es casi imposible porque primero se tendría que acabar el carrete, o correrlo todo, ir a una tienda, revelarlas e ir a recogerlas.
Un proceso en toda regla.

youtube

Si tienes más de 25 años seguro que recuerdas llevar los carretes a revelar y esperar ansioso que llegaran las fotos para poder verlas. Ahora mismo, haces la foto, la descargas, la imprimes y puedes hacer con ella lo que quieras. Será por eso que la mayoría de estos chavales prefieren las nuevas antes que las viejas.

Una demostración más de lo rápido que evolucionan algunas cosas. Y los niños, aquellos pequeños seres que nos demuestran día a día que nos estamos haciendo mayores… ¡Ley de vida!