Su madre le riñe por no hacer los deberes y se escapa de casa. Lo encuentran en IKEA

A sus 12 años estaba harto de los gritos de su madre así que cogió la puerta y se largó. Tardaron seis días en encontrarlo Todos hemos sido niños y temido ...
publicado por
Leonardo Gala avatar
hace karma
2,40

A sus 12 años estaba harto de los gritos de su madre así que cogió la puerta y se largó. Tardaron seis días en encontrarlo

Todos hemos sido niños y temido a nuestros padres si alguna vez les teníamos que llevar una nota del colegio donde ponía que nuestro comportamiento no era el más adecuado o que en tal asignatura las cosas no iban demasiado bien.
Cuando eras pequeño no tenías esa picardía de saltarte la bronca pero, con los años, algunos trucos te salvaban de un buen rapapolvo. En China, Peng Yijian, de 12 años, no pudo salvarse de una reprimenda por no haber hecho los deberes de mates y decidió irse de casa.

¡Hay niños dispuestos a todo! – giphy

Su madre había recibido una llamada desde el colegio avisando de que le enviaban a su hijo para que acabara los deberes así que cuando llegó le cayó una buena bronca.
Con muy poco dinero, unos 25 centavos, estuvo divagando por la ciudad de Shangai con tal de no volver a casa para no tener que enfrentarse otra vez a su madre. Pero Peng fue demasiado lejos porque estuvo seis días fuera de casa.
Su madre, alarmada porque no regresaba, dio la voz de alarma y la policía tomó cartas en el asunto. Le preguntaron los lugares más visitados por su hijo y a partir de ahí empezaron la búsqueda. Entre los nombres que dio la madre de Peng estaba IKEA y fue ahí donde lo encontraron. Después de buscar unos 40 minutos por la tienda, claro.

Getty Images

Después de seis días lejos de casa, y comiendo lo que podía comprar en algunas tiendas, lo encontraron muy débil y lo tuvieron que ingresar en un hospital para su recuperación, explica su madre, Liu, en ShangaiDaily.
Agradece todo el esfuerzo realizado por la policía, el hospital y los vecinos y promete que la próxima vez tratará con un poco más de cariño a su hijo. Mejor si no quiere que se vuelva a escapar porque no es la primera vez que lo hacía… aunque nunca había tardado tanto en volver.

¿Puede llegar a tanto la presión de unos padres con sus hijos?