10 Datos sorprendentes que NO sabías sobre la INFIDELIDAD

El amor no es precisamente una emoción, dice la antropóloga biológica Helen Fisher, sino más bien un sistema del cerebro, uno de tres que esta relacionado ...
publicado por
Leticia Garcia avatar
hace karma
251

El amor no es precisamente una emoción, dice la antropóloga biológica Helen Fisher, sino más bien un sistema del cerebro, uno de tres que esta relacionado con el apareamiento y la reproducción.

Es esos otros dos sistemas que explican por que los humanos son capaces de ser infieles incluso cuando ponen tanto valor en el amor.

Aquí, Fisher explica más sobre engañar -por qué ocurre, qué tan común es y cómo un estudio muestra que se puede, potencialmente, correlacionar a un gen.

1504

1. La vinculación es un sello distintivo de la humanidad

Data de los anuarios demograficos de las naciones unidas en 97 sociedades entre 1947 y 1992 indican que, aproximadamente, el 93.1% de las mujeres y el 91.8% de los hombres se han casado para la edad de 49 años. Datos más recientes indican que más del 85% de las personas se casarán eventualmente.

2. Sin embargo, la monogamia es sólo parte de la estrategia reproductiva de los humanos.

infidelidad

La infidelidad, además, se ha extendido. Estudios actuales de parejas estadounidenses indican que del 20 al 40% de los hombres heterosexuales casados y del 20 al 25% de las mujeres heterosexuales casadas van a tener algún tipo de amorío fuera del matrimonio durante su vida.

3. La arquitectura cerebral puede contribuir a la infidelidad

Los seres humanos tienen tres sistemas cerebrales primarios relacionados con el amor: 1. El deseo sexual ha evolucionado para motivar a los individuos a buscar copulación con un rango de parejas; 2. El amor romántico evolucionó para motivar a los individuos a enfocar sus energías en parejas especificas, así se conserva tiempo en el noviazgo y energía metabólica; 3. El lazo con su pareja evolucionó para motivar a los individuos a mantenerse juntos por lo menos el tiempo necesario para tener y cuidar a un niño durante su infancia conjuntamente.

Estos tres sistemas básicos neuronales interactuar el uno con el otro y con otros sistemas cerebrales en patrones flexibles que se convidan de muchas formas para proveer un rango de motivaciones, emociones y comportamientos necesarios para orquestar las complejas estrategias reproductivas de los humanos. Pero esta arquitectura hace biológicamente posible el expresar sentimientos de cariño por sólo una pareja, mientras que también se siente un intenso amor romántico por otro individuo, mientras se siente un deseo sexual mayor por otra serie de personas.

4. La infidelidad ha sido una realidad en muchas culturas

la-infidelidad-femenina-duele-mas-imagen1

También era común dentro de los griegos y romanos clásicos, los europeos per-industriales, los japoneses históricos, los Chinos y los hHindus y dentro de los tradicionales Inuit del ártico, Kuikuru de las selvas brasileñas, los Kofyar de Nigeria, Turu de Tanzania y muchas otras sociedades tribales.

5. Hay diferentes tipos de infidelidad

Los investigadores han ampliado la definición de infidelidad para incluir la infidelidad sexual (tener sexo con otra persona sin involucrarse románticamente), infidelidad romántica (intercambios románticos sin involucrarse sexualmente) e infidelidad sexual y romántica.

6. Muchas variables psicológicas, culturales y económicas juegan un rol en la frecuencia y expresión de la infidelidad.

infidelidad en las familias5

Pero una cosa es clara: la infidelidad es un fenómeno mundial que ocurre con increíble regularidad, teniendo en cuenta el desacuerdo universal por este comportamiento.

7. La búsqueda de parejas casadas es una tendencia pronunciada

En una encuesta reciente de estadounidenses solteros, 60% de los hombres y el 53% de las mujeres admitieron buscar parejas que ya estuvieran casadas o en una relación comprometida y tratar de hacer que iniciarán una relación con ellos. Esto es común en por lo menos otras 30 culturas.

8. La infidelidad no necesariamente muestra una relación infeliz.

img659018-01-2014

Sin importar la correlación entre la satisfacción en la relación y el adulterio, en un estudio de individuos que se encontraban en amoríos fuera de su relación principal, el 56% de los hombres y el 34% de las mujeres calificaron sus matrimonios cómo “felices” o “muy felices”, sugiriendo que la genética también juega un rol en el flirteo.

9. Estudios muestran la posibilidad de que un gen este correlacionado con la infidelidad

En el 2008, Walum y sus colegas investigaron si varios genes afectaban el lazo de pareja en los humanos. 552 parejas fueron examinadas. Todas habían estado casadas o co-habitando por lo menos durante cinco años. Los hombres con el alelo vasopresina 334 en una especifica región calificaban mucho más bajo en la escala de lazos de pareja, indicando menos sentimientos de apego con sus parejas. Más así, sus calificaciones fueron dependientes de la dosis: los hombres con el gen 334 también experimentaban mayores crisis maritales (incluyendo amenazas de divorcio) durante el año anterior y los hombres con dos copias de este gen eran aproximadamente dos veces más probables a tener más crisis maritales que los que tenían una dosis o que no tenían nada. Por último, las parejas de hombres con dos copias de este gen calificaron bastante más bajo en los cuestionarios midiendo la satisfacción marital. Este estudio no mide la infidelidad directamente, pero si mide varios factores que son probables que contribuyan a la infidelidad.

10. Varios cientistas han ofrecido teorias de la evolución del adulterio en los humanos.

Se ha propuesto que durante la prehistoria, los hombres que flirteaban se reproducian desproporcionadamente, la selección de las bases biológicas del ojo errante en los hombres contemporáneos. Las mujeres infieles tenían ventajas económicas de sus emparejamientos extras así como hombres adicionales para ayudar con las tareas de padres si su pareja primaria había muerto o las había dejado.

Más aun, si una mujer ancestral tenía un niño con su pareja extra-marital, ella también incrementaba la variedad genetica de su descendencia. La infidelidad tenía varias virtudes inconscientes para hombres y mujeres a lo largo de la prehistoria, de esta forma fue que se fue perpetuando el gusto biológico por la infidelidad en ambos sexos hoy en día.

 

Agrega un comentario