8 momentos en los que Pixar se olvidó de que habían niños en la sala de cine

El impacto de Pixar en la cultura popular ha sido muy transversal: tanto niños como adultos disfrutan de sus excelentes animaciones e historias. Sin ...
publicado por
Leticia Garcia avatar
hace karma
200,50

El impacto de Pixar en la cultura popular ha sido muy transversal: tanto niños como adultos disfrutan de sus excelentes animaciones e historias. Sin embargo, obtienen diferentes lecturas de las imágenes que ven. Cada película deja una huella muy diferente en niños y adultos. Estas son las escenas con las que Pixar sorprendió a los adultos y les entregó emociones entendibles para personas con experiencia y madurez, y es muy probable (aunque no siempre) que hayan sido imperceptibles para un niño:

1. Ratatouille (2007) y un caso de bullying

Si viste esta película recordarás el momento en que el amargado y temido crítico de comida Anton Ego va al restaurante de Linguini y le sirven un ratatouille cocinado por Remy, la rata cocinera. El plato genera tantas sensaciones en Ego que tiene un flashback que le lleva a su infancia cuando era un niño que llega a su casa apenado, quizás luego de ser molestado por sus compañeros de escuela y su madre le cocina este mismo plato para levantarle el ánimo.

2. Up (2009): el nacimiento, vida y muerte de un matrimonio

Quizás una de las escenas más tristes de toda las historias de Pixar es el comienzo de esta película. Una introducción perfecta que para muchos niños pasa como si nada, pero a muchos adultos es capaz de robarle unas cuantas lágrimas. Comienza con la historia de dos chicos: Ellie y Carl que se conocen jugando y empiezan a compartir su infancia. Luego son novios, se casan, compran una casa y así un montón de aventuras… hasta que ella enferma. El resto seguro lo recordarás:

3. Toy Story 3 (2010): asumir la muerte

La idea de esta película ronda constantemente en la crisis de identidad de Andy, que debe crecer e irse a la universidad, y de los juguetes que al saber que se quedarán sin un dueño no podrán cumplir con su finalidad que es divertir a los niños. Por eso, en la escena en que el grupo liderado por Woody se encuentra en un basural justo en el borde de un incinerador y se dan cuenta que ya no tienen escapatoria, se toman de las manos y aceptan su destino. Para lo niños puede parecer sólo parte de una gran aventura.

4. Los increíbles (2004): la infidelidad

Al principio de la película se ve a Bob o Mr Increíble cansado de pagar las cuentas y de un trabajo que odia. Era un ex superhéroe aburrido de su rutina normal. Cuando se le da la oportunidad de tener más acción, vuelve a ser feliz y tiene una especie de doble vida. Su mujer cree que le engaña con otra cuando encuentra un cabello de mujer en su ropa. Al final de esa escena, Helen se despide de su marido, quien se va de viaje de “trabajo”. Como analizó Juan Sanguino en El País: “Es el plano de una mujer que ha aceptado su derrota y que, con dos hijos hiperactivos y una hija invisible, ni siquiera tiene fuerzas para entrar en cólera. El adulterio, tan aceptado por los mayores y que los niños todavía no entienden”.

5. Buscando a Nemo (2003): un pez con trastorno de personalidad múltiple

Nemo llega al acuario del dentista en Sydney y se encuentra con un grupo muy especial de criaturas marinas. Una de ellas es Debbie/Flo, quién al parecer ha perdido la cordura en este falso mundo en el que vive atrapada y ha comenzado a tener la ilusión de tener una hermana gemela que no es más que su reflejo en el vidrio.

6. Wall E (2008): el primer amor

Para los ojos de los niños la relación entre Wall-E y Eva es una linda amistad, pero para los ojos de un adulto claramente se puede apreciar el nacimiento de una historia de amor. Cuando Eva hace que de sus brazos blancos aparezca una mano, Wall-E quiere estrecharla tal como en la grabación que conserva como recuerdo. Su reacción un poco tímida es muy parecido al momento en que uno conoce al primer amor. Esa sensación de tener mariposas en el estomago y que te tiemblen y suden las manos.

7. Bichos (1998): el saltamontes abusador

La segunda película de Pixar trata sobre una colonia de hormigas que vive intimidada por unos saltamontes abusadores que les obligan a recolectar su comida; estos, a cambio, les perdonan la vida. La película tiene mucho humor pero es inevitable verle un lado político al asunto. Es muy similar a una lucha de clases. Los saltamontes serían la clase dominante y las hormigas la clase obrera. Los que están arriba de la pirámide social saben que los otros son más numerosos por eso temen que si estos se unen contra ellos pueda haber una “revolución”. Este temor de los “patrones” se ve en la escena en que Hopper, el líder de los saltamontes, da una lección a tres de sus secuaces para demostrarle al resto que las hormigas deben vivir amenazadas para continuar con el ciclo y se asegura la fidelidad de todo su grupo.

8. Intensa-mente (2015) (Del revés para España) y la depresión

El último gran lanzamiento de Pixar fue toda una apuesta, porque sin lugar a dudas apuntaba tanto a un público adulto como infantil. Esta trata sobre las emociones y enseña bastante sobre la salud mental de las personas. Los niños obviamente ven esto desde un punto de vista más pueril y didáctico, pero los adultos quizás pueden obtener otra información como este ejemplo del subconsciente y el psicoanálisis:

¿Recuerdas algún otro momento?

 

Agrega un comentario