Durante 40 años ella escondía estas cajas de su marido ¡Cuando él las abrió NO lo podía creer!

Imagínate vivir con una persona durante 40 años en un matrimonio y ni siquiera saber que te oculta algo. Ciertamente, después de estas líneas, tal vez ...
publicado por
Leticia Garcia avatar
hace karma
536,90

Imagínate vivir con una persona durante 40 años en un matrimonio y ni siquiera saber que te oculta algo. Ciertamente, después de estas líneas, tal vez estés pensado en un matrimonio infeliz. Pero no, después de conocer la historia de Kristen y Bill Bresnan, de New Jersey, ¡te convencerás que el amor sí existe!

Entre estos dos fue un amor fulminante, a primera vista, ¡desde el primer momento en que se encontraron! Todo empezó en el lejano 1975… Los enamorados decidieron abandonar la jungla de asfalto de la ruidosa ciudad de Nueva York y escapar por unos días a la naturaleza. Ya en el tren, Bill y Kris anticipaban lo que les esperaba en estas rápidas vacaciones.

Entre bromas y risas, hablaban durante horas, disfrutando estos momentos felices, cuando de repente Bill entregó a su esposa una servilleta en la que estaba escrito: «Eres lo mejor que me ha pasado en mi vida. ¡Te amo, querida mia!» Y al final estaba un signo de infinito.
1
Desde aquel momento, Bill no cambió su tradición y todos los días, durante 40 años, regalaba a su esposa cartas de amor. Cada vez que escribía, encontraba nuevas y nuevas palabras agradables, pero todas terminaban en el mismo signo de infinito.
2
Bill ni siquiera sabía que todo este tiempo Kris guardaba todas y cada una de sus cartas. Durante 40 años, en el ático fueron acumuladas ¡25 cajas llenas de cartas de amor!
3
En el 40 aniversario de su matrimonio, Kris decidió abrirle su pequeño secreto a su amado esposo. Cuando Bill abrió las cajas, le era muy difícil contener las lágrimas, llenas de emoción…
4
Bill y Kris pasaron toda la noche leyendo las cartas escritas y recordando el pasado. Kris dice: «Estas cartas – ¡son el testimonio de nuestro amor!»
¡El amor en el mundo sí existe! El lema de feliz matrimonio de Bill y Kris es: «El amor es el puente, que debe construirse a diario. Desde ambos lados, por supuesto.» ¡Hay mucho que aprender de ellos!