5 cosas que no deberíamos hacer a la hora de comprar un vuelo

Sin embargo, muchos de los disgustos que puede suponer una búsqueda de vuelo demasiado acelerada serían evitados si aprendiéramos estas 5 cosas que ...
publicado por
lugaresasombrosos avatar photo
hace karma
0,10

Sin embargo, muchos de los disgustos que puede suponer una búsqueda de vuelo demasiado acelerada serían evitados si aprendiéramos estas 5 cosas que deberías evitar a la hora de comprar un vuelo.

#5 Comprar la primera opción

Según las estadísticas, la franja comprendida entre seis y siete semanas antes del despegue comprende los precios más económicos de nuestro vuelo. Muchas veces, ávidos por hacernos con el pasaje, la impulsividad nos puede y terminamos comprando el primer billete que vemos aunque el precio a pagar se suba por las nubes.

Sé paciente y comprueba los precios a diario durante una o dos semanas siempre que sea con antelación.

#4 Dar por hecho que la escala es corta

Algunos trayectos de ida y vuelta pueden alcanzar hasta 50 horas de duración, lo cual puede resultar exhausto si contratar un vuelo stopover  no entraba en nuestros planes.

Omitir las ciudades en las que realizamos las escalas o la duración en las mismas suelen ser otro detalle que pasamos por alto, lo cual dificultará la organización de nuestro tiempo en el destino. Porque no, a nadie le gusta pasar cuatro de doce días de viaje por los aires.

#3 Comprar el vuelo en buscadores

Los buscadores, obviamente, recogen las diferentes ofertas de las aerolíneas, percibiendo una comisión y gastos de gestión que pueden aumentar algo más el precio final.

Es por ello que enlazar con la aerolínea será esencial si queremos adquirir el vuelo por el precio exacto. Muchas personas caen siempre en el fallo de no ir más allá.

#2 Fiarte de un vuelo demasiado barato

Ciertas aerolíneas han provocado más de una polémica al ofrecer vuelos a bajo precio para, después, terminar cobrándote “gastos de gestión” o “subidas de precio al momento” por el vuelo elegido. Las gangas existen, pero cuando los precios de todos los vuelos oscilan los 800 euros y uno cuesta apenas 300 algo falla.

Ya sabes, lo barato sale caro.

#1 No comprobar el aeropuerto

En el caso de ciertos destinos existe un único aeropuerto en el que despegaremos sí o sí. Sin embargo, en lo que atañe a las grandes capitales del mundo las diferencias entre uno u otro aeropuerto pueden ser claves, especialmente por la pérdida de tiempo que conlleva una pista demasiado alejada de nuestro destino o el alto precio de los autobuses lanzadera.

Estas 5 cosas que no debemos hacer al comprar un vuelo son pasadas por alto en ciertos casos debido a uno de los errores más comunes: la impaciencia que nos impide ser más atentos y seguir los pasos adecuados a la hora que conseguir una ganga sin riesgos posteriores.

¿Cuál es tu truco para conseguir vuelos baratos?

Con informacion de: I Mujer