Cinco Lugares que debes conocer en Venezuela

(almomento360.com – 24/06/2015) Venezuela tiene rincones maravillosos, así como gente que le sabe sus historias y las cuenta emocionada. Hay que saber ...
publicado por
lugaresasombrosos avatar photo
hace karma
1,70

(almomento360.com – 24/06/2015) Venezuela tiene rincones maravillosos, así como gente que le sabe sus historias y las cuenta emocionada. Hay que saber mirar, sentir y reconfortarse. A continuación, te diremos de cinco lugares que no hay que dejar de visitar en Venezuela.

Los llanos. En Venezuela, Los llanos ocupan los estados Apure, Barinas, Portuguesa, Cojedes, Guárico, Anzoátegui y Monagas y hacia Colombia, se extienden sobre el Arauca, Casanare, Meta y Vichada. Conozco el verdor del lado de Barinas y una parte de Guárico. En la inmensidad del paisaje el tiempo se detiene, hay que olvidarse de las comodidades y convertirnos en observación: flora y fauna estallan en sonidos y colores. No se puede pedir más.

Los Roques. Siento delirio por este archipiélago que guarda casi 50 islas y es uno de los parques nacionales más vírgenes del planeta. Hay que cuidarlo para que eso siga siendo así; para que generaciones futuras también se deleiten con su belleza. Sus azules son un contraste insólito, como de mentira. La arena que nunca se calienta, casas de colores. No hay carros, ni motos. Una isla con apenas 1700 personas que saben adaptarse a los embates. Es un sitio único y vuelvo cada vez que puedo.

Canaima. Nuestro inmenso Parque Nacional está dividido en dos: hacia el oeste, la Gran Sabana; hacia el este, el Salto Ángel con sus 979 m que la convierten en la cascada más alta del mundo. No hay energía más deslumbrante que la que se siente al navegar por cuatro horas el río Carrao y llegar a ese salto que parece que cae del cielo. En el camino, los tepuyes dan constancia que son rocas milenarias. Conmueven y se clavan en la memoria. Es un viaje que hay que hacer porque sí.

Un paraíso que debes conocer

Un paraíso que debes conocer

El Caura. Mencionar el río Caura es evocar la tristeza. Lo están dañando, la minería se lo come y uno intenta seguir mostrando lo hermoso que es a ver si al fin llega la conciencia. Navegar por el río Caura, en el estado Bolívar, es como flotar en un espejo. Cuando se llega a El Playón, último sitio navegable en el bajo Caura, hay que caminar por una cuesta empinada y húmeda. Son siete kilómetros que se cubren en dos horas para llegar al Salto Pará, siete saltos que son una bendición. Hay que rescatarlo.

Ologá. La laguna de Ologá es quieta, con sus palafitos de colores, su gente de agua. Es el mejor sitio para ir a ver el Relámpago del Catatumbo, un fenómeno único en el mundo que entró a la lista de Récord Guiness. El estruendo cubre la madrugada y la vuelve mágica. De todos, este es el destino al que aún no he ido y por eso le pedí la foto prestada a mi amiga Arianna. Este año voy.

Con información de: Emedemujer