En estos países las personas comen INSECTOS, ¿te animarías?

(almomento360.com – 26/10/2015) Aunque Occidente continúa viendo con muchos prejuicios el hecho de incluir cucarachas, saltamontes o escorpiones en sus ...
publicado por
lugaresasombrosos avatar photo
hace karma
0,40

(almomento360.com – 26/10/2015) Aunque Occidente continúa viendo con muchos prejuicios el hecho de incluir cucarachas, saltamontes o escorpiones en sus dietas, algunos países del mundo llevan consumiendo estos crujientes “bocados” desde hace varias décadas, e incluso siglos.

Si a ello sumamos la opinión de unos expertos que vaticinan el consumo de insectos – también conocido como entomofagia – como la solución a la hambruna mundial gracias a su condición de fuente de proteínas alternativa, saber en qué países comen insectos se convierte en algo más útil de lo que pensábamos.

Filipinas

Diversas tribus del norte del archipiélago asiático comen hormigas rojas fritas durante diferentes celebraciones, mientras que el escarabajo pelotero tostado es visto como perfecto aperitivo a acompañar con alguna bebida exótica o, incluso, cerveza.

México

Más allá de las fajitas, los tamales o las enchiladas, los insectos también conforman parte de las dietas mexicanas más delirantes, como es el caso de sus famosas hormigas picantes o las orugas tostadas servidas en vasijas de barro.

Para los amantes de un buen trago, no podemos olvidarnos del mezcal, bebida típica de la zona de Oaxaca y similar al tequila, cuya atracción reside en el gusano depositado en el culo de la botella.

China

¿Qué hay que no coman los chinos? Pues, prácticamente, nada. Ratas de bambú y peces venenosos aparte, los insectos están presentes en las mesas de media China, especialmente en un suroeste en el que un plato de saltamontes o escarabajos oscila los 7 euros y las salsas no faltan acompañando tan crujientes snacks.

En otros lugares como Beijing, el Donghuamen Night Market se convierte en meca de la entomofagia al servir en sus tenderetes desde brochetas de orugas caramelizadas hasta arañas negras, el insecto más caro de consumir en este particular mercado.

Tailandia

El gigante thai es otro de esos países conocidos por servir insectos en los muchos mercadillos de ciudades como Bangkok, lugar donde espacios, especialmente nocturnos, como los puestos de Kaho San Road sirven toda clase de insectos combinados con especias, menta o soja.

Los gusanos de bambú se consolidan como el mejor bocado para principiantes, mientras que el saltamontes hará las delicias de los paladares expertos al reunir sabores dulces, amargos y salados en un mismo bocado.

Ghana

La entomofagia ha sido considerada por ciertos estudios como una de las soluciones al hambre en continente como África, en el que países como Ghana llevan comiendo insectos mucho antes de tales pronósticos.

En concreto, la larva, ya sea frita, cocida o incluso triturada para elaborar pan es uno de los manjares más preciados para los habitantes de uno de los países más pobres del gran continente.

Brasil

Conocidas como icás, u hormigas reinas, estos insectos son los víveres más consumidos de la ciudad de Silveiras, al suroeste de Brasil, especialmente por las clases pobres, si bien durante los últimos años se han convertido en un amargo y delicioso plato típico. Al mismo tiempo, numerosos chefs de las grandes urbes como Rio de Janeiro o Sao Paulo viajan al Amazonas para recolectar insectos – como la llamada hormiga amazónica – para aderezar sus nuevas creaciones.

Estos países en los que se comen insectos parecen profetizar una tendencia que, con el tiempo, comenzará a extenderse por Occidente, a juzgar por esas granjas de insectos que ya se han establecido en ciertos países como Estados Unidos o España. Bocados crujientes que, según los comensales de esos exóticos países, nadan tienen que envidiar a una bolsita de patatas Ruffles o cualquier otro snack similar.

Con informacion de: I Mujer