Lugares ficticios de la literatura que te gustaría que existieran

(almomento360.com – 07/05/15) Una de las virtudes del arte reside en la facilidad de transportarte a ciertos lugares ficticios, aquellos cuya geografía ...
publicado por
lugaresasombrosos avatar photo
hace karma
2,60

(almomento360.com – 07/05/15) Una de las virtudes del arte reside en la facilidad de transportarte a ciertos lugares ficticios, aquellos cuya geografía onírica y contrastes apasionantes aún no han sido posibles de alcanzar en el mundo conocido (o quizás sí, no nos adelantemos).

Te invitamos a surcar las páginas de los siguientes libros y viajar a estos 3 lugares de la literatura

#1 Macondo (100 años de soledad).  El pueblo más famoso de la literatura latinoamericana es ficticio y, supuestamente, se sitúa en Colombia, país en el que Gabriel García Márquez ubica esa aldea de casas hechas de barro y caña brava situada al este de Riohacha y al oeste de la Ciénaga Grande, limitado por pantanos al sur y por barcos hundidos entre manglares que anuncian el Caribe colombiano algo más al norte.

En realidad, el pueblo se inspira en el lugar de infancia de Gabo, Aracataca, franqueado por unos árboles de nombre macondo y principal sede de una compañía bananera norteamericana a principio del siglo XX. Un pueblo al que los gitanos liderados por Melquiades llegaban cada año con un circo, los Buendía perpetuaban una prole de apasionante personajes y las pasiones suspiraban entre guerras, traiciones o las mismas fuerzas de la naturaleza.

lugares-ficticios-aracataca-el-pueblo-de-gabriel-garcia-marquez-1

#2 Ciudad Esmeralda (El mago de Oz). Antes de que viésemos a Judy Garland surcando la senda de baldosas amarillas, el Mago de Oz fue uno de los volúmenes de la saga literaria escrita por L. Frank Baum en 1900. El lugar en torno el cual giraba toda la historia no era otro que Ciudad Esmeralda, una urbe de construcciones tan verdes y brillantes que sus habitantes se vieron obligados a lucir gafas para paliar tal esplendor.

Un tejado en forma de arco iris, una interpretación que se anticipaba al capitalismo del siglo XX y torres que apuntan a un cielo eterno componen uno de los escenarios más oníricos de la literatura.

lugares-ficticios-marzo_cine_MagoDeOz

#3 Hogwarts (Harry Potter). Posiblemente, el lugar literario más idealizado por los niños y adolescentes de hace diez años. La saga de J.K. Rowling desarrolló un mundo totalmente paralelo al real, partiendo desde esa plataforma de 9 y 3/4 desde la que un tren conducía a jóvenes aprendices de mago a la Escuela de Hogwarts, un castillo a orillas de un lago entre cuyas torres vuelan brujan y el Profesor Dumbledore recibe a nuevos jóvenes deseosos por aprender a utilizar sus varitas mágicas.

El castillo, según muchos, se inspiró en el de Alnwick Castle, en el condado de Northumberland.

lugares-ficticios-castillo-de-Harry-Potter

Estos 3 lugares ficticios de la literatura que nos gustaría que existieran componen algunas de las historias más apasionantes de la literatura de los últimos doscientos años.

Lugares que no sólo sirven para sustentar las acciones de sus habitantes, sino que se han convertido en la perfecta representación de un determinado microcosmo, cultura o etnia, que han ido evolucionando con nosotros, con las nuevas generaciones y unos futuros lectores que, esperemos, prolonguen la existencia de estos lugares de leyenda.

Con información de: nuestrorumbo.imujer.com