Qué ver y hacer en Barcelona por Sant Jordi

La festividad de Sant Jordi es uno de los días que se viven más intensamente en Cataluña y, por supuesto, en Barcelona. Año tras año cada 23 de abril las ...
publicado por
lugaresasombrosos avatar photo
hace karma
7,40

La festividad de Sant Jordi es uno de los días que se viven más intensamente en Cataluña y, por supuesto, en Barcelona. Año tras año cada 23 de abril las calles de ciudades y pueblos se llenan de puestos de venta de libros y rosas, de gente que pasea con ambos en las manos y que sonríe, de colas para que tu escritor favorito te firme un libro… Una vez en la vida por lo menos, vive un Sant Jordi en Cataluña. No te arrepentirás. 

El día de Sant Jordi es una especie de Fiesta Mayor a lo grande en Cataluña. Se trata de celebrar por todo lo alto la festividad de su patrón con una curiosa combinación de rosas y libros, que lo llenan todo de fragancia, color e inspiración. En una sola jornada los catalanes demuestran su amor por la literatura y sacan su lado más romántico, porque para ellos Sant Jordi es “el día de los enamorados”. 

Pero vayamos por pasos. Si estás en Cataluña (o en Barcelona) el día de Sant Jordi, aquí van 10 ideas para que disfrutes de la experiencia como un local. 

1. Regala rosas

Por Sant Jordi verás a gente andar con rosas rojas (o de cualquier color) por la calle. La tradición dicta que en esta fecha los hombres (aunque cualquiera puede hacerlo) deben regalarle a su amada una rosa. Eso es así porque según la leyenda San Jorge (“Jordi” en catalán) mató salvó a una princesa, mató a un dragón y de su sangre nació una de estas flores. Pero si no estás enamorado/a no sufras, porque los amigos, padres, familiares y compañeros de trabajo también perpetúan la tradición. 

2. Ojea y compra libros

Efectivamente, durante la Diada de Sant Jordi es posible ver en la calle casi tantas paradas de libros como de rosas. Estos puestos se abarrotan de curiosos en busca de las últimas novedades literarias, de aquel libro especial, de un clásico, de algún volumen que auto regalarse o regalar. 

En este caso, la tradición se remonta a principios del siglo XX, cuando el vendedor de libros Vicent Claver Andrés se dio cuenta de que Sant Jordi coincide con la fecha de la muerte de Miguel de Cervantes y William Shakespeare, el 23 de abril de 1616. A partir de ese momento, se instauró la tradición de regalar un libro a la pareja. Aunque en principio eran sólo los hombres los que los recibían, ahora las mujeres también suelen irse a casa con uno (o más) libros nuevos. 

Esta tradición está tan arraigada en Cataluña que en 1995 la Unesco nombró el 23 de abril Día Mundial del Libro. ¿Y qué mejor manera de celebrarlo que regalando uno y fomentando la lectura?

3. Visita el Palau de la Generalitat

Cerrado habitualmente al público, el edificio neoclásico (con elementos góticos, renacentistas y barrocos) que alberga a la Generalitat de Cataluña está abierto cada día de Sant Jordi. Aprovecha para entrar y disfrutar de la belleza de la escalera de Marc Safont, la capilla de estilo gótico flamígero del primer piso, el Saló de Sant Jordi y el precioso Patio de los Naranjos (“Pati dels Tarongers”). Aquí las paradas de libros son de organizaciones benéficas. 

No te pierdas a las 12 y a las 18 horas el concierto de música tradicional popular de la audición del carrillón. No hace falta ni que entres, porque la música llenará toda la zona. 

4. Pasea por las Ramblas, el Paseo de Gracia y Rambla de Cataluña

Sí, va a estar abarrotado. Casi no podrás andar ni curiosear tranquilamente. Pero forma parte de la experiencia. Déjate llevar por la marea de personas ilusionadas que van por la calle con sus libros y sus rosas, que se detienen y disfrutan del buen tiempo y del día. Sant Jordi no es festivo pero nadie lo diría. Hay tanta gente en la calle y la atmósfera que se respira es tan especial que te atrapará. Pasea, sin rumbo, tómate tu tiempo y no te estreses. 

Si quieres disfrutar de un Sant Jordi un poco más tranquilo sólo tienes que alejarte del centro de la ciudad. O vivirlo en cualquier población catalana. Vayas donde vayas seguro que te encanta. 

5. Consigue que tu escritor favorito te dedique un libro. 

Tendrás que hacer cola, pero si llegas con un poco de tiempo, seguro que lo consigues. Además, la mayoría de escritores hacen ruta por varias paradas y librerías de la ciudad. Y no hay sólo autores locales. ¡Para nada! Es habitual que cada año cientos de escritores se den cita en Barcelona por Sant Jordi para tratar con sus lectores. Ya lo sabes, te gusten los bestsellers o no, seguro que tu escritor favorito va a estar en la ciudad. 

6. Puertas abiertas en el Ayuntamiento de Barcelona

Detrás de su fachada neoclásica, el Ayuntamiento de Barcelona esconde joyas góticas como el histórico Saló de Cent (del siglo XIV). Es un lugar único y visitarlo en estas fechas es toda una experiencia que no olvidarás. Ya que estás, acércate al Salón de Crónicas, decorado con pinturas de Josep María Sert. Mientras que el vestíbulo y la escalera gótica del edificio exponen obras de Gargallo, Llimona, Subirachs, Marès, Miró y Clarà

7. Involúcrate en actividades culturales

El 23 de abril todo en Cataluña gira alrededor de Sant Jordi. Pero además de pasear y comprar, puedes involúcrate en alguna de las actividades culturales que se organizan. Hay concursos de fotografía, lecturas de libros en voz alta, conciertos… Sólo tienes que investigar un poco. 

8. Apadrina un libro en el Ateneu Barcelonès

De las 11 de la mañana a las 20h el Ateneu Barcelonés, ubicado en el Palau Savassona en pleno barrio gótico de la capital catalana, abre sus puertas al público. Así, podrás visitar sus espacios llenos de historia y literatura: la biblioteca, el jardín, las salas de conversación… y participar en todas las actividades que han programado. Especialmente recomendable es su campaña “Per Sant Jordi, salveu un llibre!” que tiene por objetivo recaudar fondos para restaurar libros centenarios. 

9. De librerías

Si el estrés, el bullicio y el gentío de la calle no te ayudan a decidirte pásate por una librería. Aunque hay gente, suelen estar más tranquilas que sus paraditas en la calle. Te recomendamos en especial la librería Altaïr (Gran Vía de les Corts Catalanes, 616) para encontrar la mejor literatura de viajes. En el caso de lo que te interese sean las novelas o cualquier otro tipo de libro La Central (c/ Mallorca, 237) no te decepcionarán. Mientras que para libros relacionados con las humanidades, una de las mejores es Laie (Pau Claris 85). Y para encontrar una amplia oferta de literatura fantástica, no te pierdas la librería Gigamesh (Carrer Bailèn, 8), un lugar increíble. 

10. Los mejores rosales

Y ya puestos a disfrutar de las rosas, ¿qué mejor manera que visitar una rosaleda? Aunque un poco alejado del centro, en el Parque de Cervantes (Av. Diagonal 706) hay más de 10.000 rosales con 245 variedades diferentes de rosas que llenan el aire con su fragancia y tiñen el paisaje de colores. Si buscas un remanso de paz fragante, piérdete allí. 

¿Has vivido alguna vez Sant Jordi en Barcelona? Cuéntanos tu experiencia en el espacio para comentarios para aquí debajo. 

Si quieres seguir leyendo sobre libros y ciudades estos artículos te gustarán: 

Viajes y Letras: Los 10 mejores destinos literarios del Mundo

20 ciudades para 20 libros

Si necesitas alojarte en la capital catalana échale un vistazo y compara hoteles en Barcelona en nuestra página web. Y estos artículos te serán útiles: 

10 ideas para disfrutar de Barcelona gratis

10 cosas estupendas que se pueden hacer en Barcelona

¿Qué ver en Barcelona en dos días?

9 cosas que hacer con niños en Barcelona

10 rincones secretos de Barcelona

10 restaurantes buenos, bonitos, y baratos de Barcelona

Las mejores tiendas para ir de compras en Barcelona

5 hoteles bonitos y con mucha historia en Barcelona

Skyscanner es el comparador global para tus viajes que te ayuda a ahorrar en vuelos, hoteles y coches de alquiler. 

Palabras relacionadas: