’50 Sombras de Grey’: los protagonistas podrían ser sustituidos por pedir más dinero

“No voy a llorar por nadie que quiera estar en este negocio sólo porque algo en lo que estuvieron implicados funcionó muy bien y no les pagaron ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
1,70

Dakota Johnson y Jamie Dornan

“No voy a llorar por nadie que quiera estar en este negocio sólo porque algo en lo que estuvieron implicados funcionó muy bien y no les pagaron mucho. Ése no es el contrato que firmasteis”.

Así de rotundo se ha mostrado uno de los productores de la adaptación al cine de ‘Cincuenta sombras de Grey‘. En una entrevista a The Hollywood Reporter, Dana Brunetti ha hablado del éxito de la película y de la preparación de la secuela, en peligro por varias demandas: ya comentamos que la autora del best seller ha exigido escribir el siguiente guion, a esto hay que sumar ahora que los protagonistas han pedido renegociar su salario.

Prácticamente desde que ’50 sombras de Grey se estrenó logrando récords de taquilla se viene hablando de la posibilidad de que Jamie Dornan no repita como Christian Grey. En principio el rumor apuntaba a su esposa, incómoda con las escenas sexuales, pero luego quedó claro que era una cuestión de dinero; a su demanda se ha sumado además su compañera de reparto, Dakota Johnson, quien también ha pedido un aumento por encarnar de nuevo a Anastasia Steele. Cada uno cobró 250.000$ .

Las sombras de un gran negocio: ¿repartir ganancias o buscar nuevos actores más baratos?

Cabe destacar que la película acumula ahora mismo 558 millones de dólares (costó 40). Esto resulta irrelevante para Brunetti, quien declara que al principio de su carrera trabajó gratis, que así funcionan las cosas, de lo contrario “tendría más de un par de Ferraris porque la recaudación de mis películas es una puta locura“. El productor pone el ejemplo de Jonah Hill, quien cobró el salario mínimo (60.000$ ) por ‘El lobo de Wall Street’. Claro que Hill ya era alguien en la industria y lo hizo para trabajar con Scorsese, logrando de paso su segunda nominación al Oscar; dudo que hubiera hecho lo mismo para participar en una franquicia-negocio que genera montañas de dinero

Un apunte interesante sobre esta negocación de cara a la secuela es que Brunetti no se moja lo más mínimo sobre la continuidad de la directora, Sam Taylor-Johnson. “Ni idea“, contestó el productor ante la pregunta del periodista. La realizadora ha hablado sobre su mala experiencia durante el rodaje, manifestando que incluso llegó a pensar en dejar la profesión, sin embargo, puede que solo fuera una fase complicada por tener que lidiar con el control creativo de E.L. James; ambas han aparecido juntas en los actos promocionales y en ningún momento ha manifestado que no desee ocuparse de la puesta en escena en la secuela.

E.L. James, Dakota Johnson y Sam Taylor-Johnson

En cualquier caso, no parece probable que en Universal Pictures se planteen cambiar a los intérpretes ahora que son estrellas; van a tener que compartir una pequeña porción de la fortuna, les guste o no. Lo de la directora ya es más difícil, a menos que Dornan y Johnson exijan mantenerla a ella también como parte de la negociación… Pero ya os cedo la palabra: ¿qué opináis vosotros, tiene razón el productor?