Atlántida Film Fest 2016 | ‘La reina del desierto’ y ‘Bang Gang’

‘La reina del desierto’ (‘Queen of the Desert’, Werner Herzog, 2014) es ya la antepenúltima película de su director, que lo mismo hace una película como ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
1,80

‘La reina del desierto’ (‘Queen of the Desert’, Werner Herzog, 2014) es ya la antepenúltima película de su director, que lo mismo hace una película como ‘Fitzcarraldo’ (íd., 1982), un documental como ‘Grizzly Man’ (íd., 2005) o interpreta a un villano en una película con Tom Cruise. Su cine se ha caracterizado por narrar historias de personajes enfrentados a grandes retos, en contextos muy difíciles, casi siempre inexplorados.

En la presente, Herzog posa su mirada en Gertrude Bell, escritora británica que viajó sobre todo por Oriente Medio, observando y comprendiendo como nadie a sus habitantes. Una mujer decidida en tiempos difíciles y que ayudó a delimitar las fronteras de Irak. Un personaje rico en matices y que en la película tiene el rostro de Nicole Kidman, en la que probablemente sea su mejor interpretación en años. La película sufre por completo la inevitable comparación con ‘Lawrence de Arabia’ (Lawrence of Arabia’, David Lean, 1962).

Queenofthedeseretf2

Queenofthedeseretf2

El trabajo de Herzog se debate entre narrar las diferentes historias de amor con determinados hombres que pasan por la vida de Bell, y mostrar la pasión y energía de su interés por el mundo árabe. Tanto que una parte entorpece en gran medida a la otra. Parte del error creo se encuentra en unos partenaires masculinos que no están a la altura. Robert Pattinson estropea —teniendo en cuenta que su presencia en el film es casi anecdótica— un personaje que inmortalizó Peter O’Toole.

Herzog no falla en determinados aspectos técnicos a la hora de mostrar la grandeza del desierto, su peligro, su belleza. El trabajo fotográfico del habitual colaborador del director, Peter Zeitlinger, es extraordinario, también los paisajes se prestan a lucirse. Pero la combinación del tratamiento cromático, lleno de vida y color, aliado con la música de un inspirado Klaus Badelt, transmite más que un guion no demasiado bien definido, y en el que encontramos partes tan extrañas como las del buitre, que rozan la comedia absurda.

Ese desinterés que producen los amoríos de la protagonista, con James Franco y Damian Lewis sin lograr que nos creamos sus personajes, lastra en buena parte el film, que por momentos parece que va a hablarnos de las inquietudes del personaje central sin llegar a hacerlo más allá de los tópicos. Con todo, la fuerza de Herzog con su cámara es innegable, aunque se haya quedado a medidas en el retrato de un personaje fascinante.

Sexo entre adolescentes

Banggangf1

Banggangf1

Bang Gang, que en su título original leva el subtítulo de ‘Una historia de amor moderna’, es la ópera prima de Eva Husson. Se ha dicho hasta la saciedad que la película es el ‘Kids’ (íd., Larry Clark, 1995) de la presente generación. Chavales jóvenes que cometen todo tipo de excesos, sobre todo sexuales. Y precisamente en el tratamiento del sexo está la vital diferencia entre ambos cineastas.

No soy un defensor del cine de Clark, lo encuentro irritante en muchos de sus aspectos, pero si algo no se le puede negar es que a la hora de mostrar el sexo, el director no se corta un pelo, muestra las cosas como son, quizá demasiado. Husson usa el scope, y las secuencias sexuales no son atrevidas. Los actores salen desnudos en los momentos orgías —a las que llaman Bang Gang—, pero son escenas demasiado preciosistas, demasiado de postal. Clark se pasaba y Husson se queda corta.

Banggangf2

Banggangf2

La directora, también guionista, no logra hacer a ningún personaje interesante. Tira de clichés a los que luego somete a cambio de roles. La chica más atrevida termina siendo la más ignorada; la que parece tonta termina pasándose de lista, el que parece el rechazado social, el raro, termina apoderándose del film, en un tramo final que cambia de tono, volviéndose un film reflexivo y mucho más interesante que en sus dos primeros tercios.

En cualquier caso Bang Gang no resulta polémica, no mete el dedo en la llaga de las inquietudes de los adolescentes de hoy día, aunque advierte de los peligros de las enfermedades de transmisión sexual, una advertencia tan esperada como superflua. Bang Gang termina tomando un sendero demasiado conocido, el de convertirse en la típica historia de amor entre dos personas en principio en los extremos. Es el contraste lo que eleva ese tramo a una altura inesperada.