Ciclo de cine de animación en Blogdecine

Cuando hace un par de semanas daba conclusión al especial sobre Disney en la entrada correspondiente a ‘Big Hero 6′ (id, Don Hall y Chris ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0

Animacion

Cuando hace un par de semanas daba conclusión al especial sobre Disney en la entrada correspondiente a ‘Big Hero 6’ (id, Don Hall y Chris Williams, 2014), avisaba en las líneas finales que “la animación no ha hecho más que empezar…”. Y henos aquí, quince días más tarde dispuestos a arrancar con un nuevo ciclo cuya voluntad inicial es, de la misma manera que el que llevamos ya un par de años dedicando a la ciencia-ficción, revisar todos aquellos títulos fundamentales para el buen entendimiento de esta forma de hacer cine que tantas satisfacciones nos sigue dando a pequeños y no tan pequeños a lo largo del año.

Sin poder dar una cifra exacta de cuántos serán los filmes que terminen apareciendo bajo este ciclo, aunque es más que probable que superen de forma holgada el centenar, sí quisiera aclarar —por aquello de que si no lo hago alguien terminaría preguntándolo— que en el recorrido que comenzaremos mañana, y que continuaremos las dos semanas próximas con tres entradas especiales que nos llevarán desde los primeros momentos del “género” a los años ochenta, habrá cabida para la totalidad de lo producido por los dos estudios que mejor han sabido entender este particular modo de hacer cine a lo largo de la historia del séptimo arte. Me refiero, cómo no, a Ghibli y Pixar.

Referentes máximos que todo amante al cine de dibujos animados tiene en mente a la hora de ponderar las más altas virtudes que éste puede llegar a encerrar, las veinte producciones de la compañía japonesa en la que Hayao Miyazaki y sus colegas sentaron puntual cátedra acerca del séptimo arte —así, en general— y las diecisiete que hasta el momento han servido a la productora estadounidense para hacer lo propio desde el lado opuesto del Pacífico serán, no cabe duda, las protagonistas clave de una selección amplia y variada que, espero, descubra a más de uno alguna joya oculta y sirva a otros para recordar algún título olvidado de su más tierna infancia.