Cine para una noche de verano | ‘Cegados por el sol’

El verano da para mucho: ir a la playa, relajarse en la piscina o ir a hacer escalada o excursiones por el monte, leer, ir de terraceo, hacer limpieza o ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,20

El verano da para mucho: ir a la playa, relajarse en la piscina o ir a hacer escalada o excursiones por el monte, leer, ir de terraceo, hacer limpieza o simplemente no hacer nada. Pero también da para ver cine -y mucho-, y que mejor forma que ver películas ambientadas en el dulce cálido verano. Thrillers, dramas y comedias que profundizan en lo más miserable -divertido, bondadoso…- del alma humana. Cine para una noche de verano es nuestra selección especial para estas noches calurosas.

Libremente adaptada del drama sexual ‘La piscine’ de Jacques Deray, que protagonizaron Alain Delon y Romy Schneider, Cegados por el sol de Luca Guadagnino (‘A Bigger Splash’, 2015) compitió en la Sección Oficial del Festival de Venecia de 2015. En el certamen pasó sin pena ni gloria, pero tiene todos los ingredientes para entrar en este especial veraniego. ¿Queréis saber cuáles son?

Y volvió el rock’n’roll

Cegados Por El Sol

Cegados Por El Sol

Una famosa estrella de rock se ha tomado un tiempo de descanso para recuperarse de una reciente operación en las cuerdas vocales. Pasa esa semanas de recuperación junto a su novio cineasta en la soleada isla italiana de Pantelaria. Pero esa paz que necesitan para su sanación y para disfrutar de las vacaciones juntas se verá interrumpida por la inesperada visita de su antiguo amante y productor musical y su joven hija, recién descubierta y con la que se intuye mantiene una extraña y casi incestuosa relación.

El pasado irrumpe en el presente con un paisaje idílico, de calma veraniega como telón de fondo. Pero todos sabemos que, cuando hay mucha calma y todo parece perfecto, pronto habrá algo que lo estropee. En Cegados por el sol es el rock’n’roll el que vuelve en la piel de Harry -interpretado por el vibrante Ralph Fiennes-, causando el caos y despertando la inestabilidad que estaba dormida.

Cegados Por El Sol3

Cegados Por El Sol3

Celos, ambiciones frustradas, deseo prohibido, falta de inspiración, los excesos…elementos reprimidos que explotan y salen a relucir por la presencia de ese excesivo y provocador productor musical que sólo tiene un objetivo en mente: volver a conquistar a su amante. Una intención que, a pesar de que sea obvia desde el principio, la genial construcción del personaje de Harry, y la calurosa acogida por parte de ella y las sospechas de su nuevo novio, crean un ambiente tenso, extraño y hasta misterioso.

Que se utilice como telón de fondo y casi anecdótico el tema de la llegada de emigrantes a la isla y el cuestionable trato de las fuerzas del orden al respecto, no hace más que resaltar la amoralidad de estos cuatro personajes que sólo buscan y lucha por su propia estabilidad, negándose a salir o ignorando ese mundo particular propio con olor a cloro y Mediterráneo.

Juego de miradas bajo el sol

Cegados Por El Sol2

Cegados Por El Sol2

Un ambiente tenso que Luca Guadagnino sabe recrear muy bien a base de planos en complicadísimos ángulos, fotografía quemada por el sol y juegos de miradas y silencios que, combinadas podrían parecer de novato, pero con las que el italiano consigue un efecto excesivo y estrambótico que no hace más que acrecentar esa tensión y represión al incansable ritmo de las chicharras. Y consigue un admirable equilibrio entre thriller, comedia y drama.

El italiano destila estilo y declaración de intenciones en cada fotograma, claro que tanto como el lugar donde transcurre la historia y la particular belleza de sus protagonistas hacen que la cinta ya sea, casi por si sola, bastante cool. Lástima que parece que el ritmo decae en cierto momento de la trama y parece estancada y sin tener muy claro hacia donde ir, aunque pronto, un giro poco predecible vuelve a despertarnos del letargo veraniego por el que nos habíamos dejado llegar por la cinta.

De la calma al caos

Cegados Por El Sol 7

Cegados Por El Sol 7

Todo en Cegados por el sol es exceso, o mejor dicho, el exceso va in crescendo tras la llegada de Harry -hasta la voz truncada de la estrella del rock-, hasta que termina explotando. Para llegar a este caos, Guadagnino necesita de un casting potente que sea capaz de aguantar el tipo y reprimir emociones para despúes dejarlas escapar. Así, Ralph Fiennes no se corta en bailar serpenteantemente ‘Emotional Rescue’ de los Rolling Stones -uno de los mejores momentos de la película-.

Y junto a él, la siempre enigmática Tilda Swinton, sin voz y a cuyo personaje la procesión le va por dentro; el potentísimo Matthias Schoenaerts -nos encanta verle cada vez más en el cine internacional- como nuevo marido de la estrella de rock, y una algo más sosa Dakota Johnson, que funciona como la voz provocadora y seductora del grupo. Un elenco que junto funciona a la perfección y donde unos compensan los excesos de otros.

Sin duda, Cegados por el sol no es una película redonda, y encontramos su mayor debilidad en ese estancamiento a mitad del metraje, a pesar de que sabe recuperarse a tiempo. Sin embargo, si algo hace que la cinta de Luca Guadagnino sea digna de ser cine para una noche de verano es su puesta en escena, su rock ‘n’ roll, su atmósfera tensa, los cuerpos al sol y el sonido de las chicharras. ¡Disfruten!