‘Dando la nota: Aún más alto’, una digna secuela

Nadie puede discutir que ‘Dando la nota‘ (Pitch Perfect) fue un éxito sorpresa cuando llegó a los cines hace poco menos de tres años, ya que ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
1,20

Cartel de 'Dando la nota: Aún más alto'

Nadie puede discutir que ‘Dando la nota‘ (Pitch Perfect) fue un éxito sorpresa cuando llegó a los cines hace poco menos de tres años, ya que recaudó 115 millones de dólares en todo el mundo cuando hacerla supuso un desembolso de apenas 17. Sin embargo, fue durante su segunda vida en dvd, blu-ray y servicios de vídeos bajo demanda cuando su popularidad creció hasta tal punto que la ya comentada posibilidad de una secuela se concretó poco después.

Dando la nota: Aún más alto‘ (Pitch Perfect 2) ya es un éxito, pues solamente durante su primer fin de semana de exhibición en Estados Unidos ya amasó 70 millones de dólares y actualmente ya ha superado la recaudación mundial de la primera entrega cuando aún no ha llegado a estrenarse en muchos países. En España llega mañana 22 de mayo a los cines y lo realmente importante para vosotros es que se trata de una digna secuela con la que podréis pasar un buen rato si ya disfrutasteis en su momento con ‘Dando la nota.

Dando la nota: Aún más alto‘, más de lo mismo

Escena de 'Dando la Nota: Aún más alto'

Lo primero que me gustaría señalar es que no me encuentro entre los mayores fans de la primera entrega, ya que únicamente considero que es un aceptable entretenimiento en el que sobre todo destacaba el buen rollo que se transmitía principalmente gracias al buen hacer de sus protagonistas. Eso es algo que se mantiene en ‘Dando la nota: Aún más alto‘, y también el agradable tono ligero, los acertados momentos musicales y algún momento puntual que realmente resulta divertido -pienso sobre todo en la escena durante los créditos finales– y no se limita a sacarte una “simple” sonrisa.

Como era de esperar, las previsibles salidas de tono, personificadas sobre todo por los personajes de John Michael Higgins, Elizabeth Banks, Hana Mae Lee y Rebel Wilson -aunque no comparto el entusiasmo de otros hacia esta última-, son las que ayudan a evitar los altibajos de interés y también a que lo sencillo y simple que resulta todo a nivel argumental -¿acaso podría ser más previsible el arco argumental del personaje de una Hailee Steinfeld que ya empiezo a perder la fe en que alguna vez vuelva a estar tan bien como en ‘Valor de ley‘ (True Grit)- nunca llegue a ser una molestia insalvable

Por desgracia, ‘Dando la Nota: Aún más alto‘ falla al querer recuperar al mayor número de personajes posibles de la primera, ya que toda la trama relacionada con la reaparición del personaje de Anna Camp provoca al mismo tiempo una desconexión de la trama central y un momento de pausa que el guión de Kay Cannon no sabe aprovechar para realmente incidir mejor en la personalidad de las protagonistas y la relación entre ellas, optando por una solución demasiado genérica para que todo vuelva a ir sobre ruedas lo antes posible.

Un correcto entretenimiento

Imagen de 'Dando La Nota: Aún Más Alto'

Eso sí, esta secuela no ha perdido frescura, uno de los males más habituales en estos casos, ya que es cierto que da un poco la sensación de que ha sido ideada de forma apresurada para aprovechar el tirón, pero al menos han sabido hacerlo sin traicionar el espíritu de su predecesora y creando una trama más que correcta para justificar su regreso. Especialmente acertado es el detalle de guión referente a la incapacidad de una, como era de esperar, efectiva Anna Kendrick para burlarse de la “villana” interpretada por Birgitte Hjort Sorensen. Cierto que la rivalidad podría haber dado más de sí, pero eso es algo que ‘Dando la nota: Aún más alto‘ no busca en ningún momento.

Por su parte, no se me ocurre mucho que decir sobre el hecho de que estemos ante el primer trabajo como directora de Elizabeth Banks, ya que en la puesta en escena se apuesta por la sencillez y la continuidad, no aportando nada especialmente relevante -si acaso, lo más llamativo es que quizá el enfoque de los momentos musicales no tenga esa fuerza extra necesaria-. Con todo, son muchos los directores que basan su estilo en la mera corrección, por lo que la única queja que podría tener en este caso es que le quite tiempo a Banks como actriz, ya que siempre me ha parecido bastante solvente en ese apartado, sobre todo en comedia.

En definitiva, Dando la nota: Aún más alto‘ es una secuela cumplidora que mantiene la línea de la primera entrega sin grandes esfuerzos. Cierto que ya no existe la novedad y que hay algún fallito más, pero el buen rato está asegurado si ya te lo pasaste bien con ‘Dando la nota‘. A los que ni siquiera la vieran, la verdad es que también se la recomiendo por encima del otro mediocre estreno de esta semana del que os hablé ayer.

Palabras relacionadas: