El imprescindible Humphrey Bogart

“La única buena razón para tener dinero es la siguiente: poder decirle a cualquier hijo de puta en el mundo que se vaya al infierno.” Un 25 de ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,30

“La única buena razón para tener dinero es la siguiente: poder decirle a cualquier hijo de puta en el mundo que se vaya al infierno.”

Un 25 de diciembre nacía Humphrey Bogart, sin duda uno de los rostros masculinos más míticos de la historia del cine. No iba para actor, iba para médico pero le expulsaron de la Universidad por mala conducta. Gracias al padre de un amigo logró formarse como actor teatral; sus inicios en el cie fueron duros debido a su físico y su extraña forma de hablar, debido a una astilla de madera que le rasgó la boca en la I Guerra Mundial. Fue muy amigo de Bette Davis con quien protagonizó la película que le dio a conocer, ‘El bosque petrificado’ (‘The Petrified Forest’, Archie Mayo, 1936). Saltó a la fama con ‘El último refugio’ (‘High Sierra’, Raoul Walsh, 1941). Su matrimonio con Lauren Bacall fue uno de los más sólidos en el difícil mundo del cine.

Películas imprescindibles para un homenaje: ‘Casablanca’ (id, Michael Curtiz, 1942), no hace falta decir el porqué; ‘El tesoro de Sierra Madre’ (‘The Treasure of Sierra Madre’, John Huston, 1948), por hacer de villano en un prodigio sobre la avaricia humnana; ‘Llamad a cualquier puerta’ (‘Knock on Any Door’, Nicholas Ray, 1949), por demostrar que los grandes discursos no siempre son suficientes; ‘La reina de África’ (‘The Africa Queen’, John Huston, 1951), su único Oscar a mejor actor, un borrachín que salvará la vida a Katharine Hepburn en una odisea inolvidable; ‘Horas desesperadas’ (‘Desperate Hours’, William Wyler, 1955), como el cabecilla de un grupo de convictos que secuestran a una familia en su propia casa.