El imprescindible Toshirô Mifune

‘Rashomon’ fue un fracaso en Japón. No teníamos ni idea de que había sido presentada en Venecia. Kurosawa no fue al festival y yo tampoco. Y ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,90

‘Rashomon’ fue un fracaso en Japón. No teníamos ni idea de que había sido presentada en Venecia. Kurosawa no fue al festival y yo tampoco. Y casi nadie sabía que ganó el primer premio. Había un pequeño artículo en un periódico japonés, eso es todo.

Un 1 de abril nació Toshirô Mifune, actor japonés nacido en China cuya afición por la interpretación nació a partir del hecho de ser seleccionado para un casting de actores después de que un amigo enviase una foto suya sin él saberlo. Mifune iba para fotógrafo y trabajó de asistente de cámara en varias películas de Toho Films.

Debuta en el cine —intervino en 152 películas— con el thriller ‘Ginrei no hate’ (Senkichi Taniguchi, 1947), cuyo director le presenta a Akira Kurosawa, quien le lanza al éxito de forma inmediata. Harían juntos un total de 16 películas, en la que es una de las colaboraciones director/actor más emblemáticas de la historia del cine.

Murió a los 77 años acausa de un cáncer de páncreas.

Películas imprescindibles para un buen homenaje:

‘Los siete samuráis’ (‘Shichinin no samurai’, Akira Kurosawa, 1954)

‘Samurai’ (‘Miyamoto Musashi’, Hiroshi Inagaki, 1954)

‘Trono de sangre’ (‘Kumonosu-jô’, Akira Kurosawa, 1957)

‘Los canallas duermen en paz’ (‘Warui yatsu hodo yoku nemuru’, Akira Kurosawa, 1960)

‘Rebelión’ (‘Jôi-uchi: Hairyô tsuma shimatsu’, Masaki Kobayashi, 1967)