Entrevista a Christian Carion: “Todas mis películas tienen que ver con mi familia”

El pasado viernes 6 de mayo aterrizó en las salas de cine españolas ‘Mayo de 1940’ (‘En mai, fais ce qu’il te plaît’, 2015) ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0

El pasado viernes 6 de mayo aterrizó en las salas de cine españolas ‘Mayo de 1940’ (‘En mai, fais ce qu’il te plaît’, 2015) una nueva propuesta cinematográfica recién llegada de Francia. Se trata de la cuarta película de Christian Carion, director de otras cintas como ‘Feliz Navidad’ (‘Joyeux Noël’, 2005) o ‘El caso Farewell’ (‘L’affaire Farewell’, 2009).

Protagonizada por August Diehl, Olivier Gourmet, Mathilde Seigner y Alice Isaac y con una preciosa banda sonora compuesta por el genio entre genios, Ennio Morricone, ‘Mayo de 1940’ narra el éxodo del pueblo francés ante la invasión nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Blog de cine ha tenido la oportunidad de hablar con Carion durante un encuentro en el que nos ha ofrecido las claves de su nueva película.

Carion3

Carion3

¿Cómo surge la idea de hacer esta película?

Hice la película para mi madre y también como homenaje a las más de ocho millones de personas que huyeron de la invasión nazi dejando todo atrás. Es un tema difícil en Francia y no se suele tocar demasiado porque es un momento vergonzoso en la historia del país, pero en ningún momento he querido hacer una película desesperada y sombría, todo lo contrario. Tampoco es una lección de historia, es cine.

En ‘Mayo de 1940’ vuelves a unir un hecho histórico con una historia personal.

Sí, es mi cuarta película y todas tienen que ver con mi familia. ‘La chica de París’ tiene que ver con mis padres, que eran agricultores. Al crecer en el norte de Francia, la historia de la Primera Guerra Mundial siempre está presente y es el tema de ‘Feliz Navidad’. Incluso ‘El caso Farewell’ tiene que ver con mi familia, ya que François Mitterrand era un “dios viviente” para mi padre. Y con ‘Mayo de 1940’, estoy más cerca que nunca de mi familia, de hecho la película ha sido un regalo para mi madre en su 90 cumpleaños. Ella me contó la historia.

Mayo 1940

Mayo 1940

¿Solo te has basado en los recuerdos de tu madre o te has documentado de alguna otra manera?

Ella está en casi todos los personajes porque no he podido traspasarla a uno solo. Me he basado en sus relatos pero también en otros testimonios. Lo que hice fue poner un anuncio en las radios, las televisiones y los periódicos locales del noroeste de Francia para pedir a las personas que nos enviasen sus experiencias porque las necesitábamos para la película. Recibimos un aluvión de testimonios, tanto por carta como por grabaciones hechas por jóvenes que iban a ver a sus abuelos y les pedían que contaran lo que había ocurrido. Además

Una película como esta no ha tenido que ser fácil de financiar ¿podrías hablarnos de ello?

La película ha costado 12.000.000 de euros y aunque parezca mucho no es tanto para una cinta así. Me acuerdo de una reunión con Jérôme Seydoux en la que le dije que deseaba hacer una película sobre el éxodo y me dijo: “El éxodo equivale a la debacle, Francia no sale bien parada, ¿por qué una película sobre eso?” Y le contesté: “Cuando vemos Titanic, sabemos que el barco se hunde. En el éxodo de 1940, Francia se hunde. No es una imagen muy bonita, pero como en el Titanic, en las carreteras de Francia había gente que quería vivir. Me interesa la energía de esas personas y por eso quiero hacer una película en honor a esos franceses que no se dejaron hundir. Al final Pathé me dio luz verde.

Carion4

Carion4

¿Como ha sido trabajar con un grande como Ennio Morricone?

Te puedes imaginar, un sueño hecho realidad. Nos reunimos en su casa y le llevé una copia. En el primer trozo de la película habíamos puesto la música que Hans Zimmer compuso para ‘La delgada línea roja’. Se dio la vuelta para mirarme y me dijo “¿y esa basura qué es? no le pega nada a la imagen”. La siguiente escena sí que tenía música suya. Cuando acabó la cinta, se volvió de nuevo hacía mí y me dijo que iba a componer la música porque la película no era sobre la guerra sino sobre la búsqueda de la paz y la libertad, lo mismo que él, a sus 87 años, estaba buscando.

¿Cómo fue el proceso de casting?

A los actores franceses ya los tenía en mente cuando escribí el guión, con Mathilde Seigner, de hecho había ya trabajado. Al actor alemán, August Diehl, que hace el papel de padre, también le conocía de cuando rodaba “Feliz Navidad”. A Matthew Rhys le descubrí en una serie americana que me encanta, ‘The Americans’. Lo más complicado fue elegir al niño que interpreta a Max, vi cientos de ellos y al final le encontré en Berlín. Con ocho años habla tres idiomas y lo mejor de todo es la manera tan elegante y espontánea que tiene de trabajar. En cuanto a los figurantes, ninguno era profesional, por eso decidimos grabarles varias veces cuando ellos no se daban cuenta e integramos esas imágenes para aportar naturalidad y realismo al filme.

En la película, de nuevo hay un personaje escocés que también dice la frase “no, no soy inglés, soy escocés”. Con él parece que incluso le das continuidad a la película ‘Feliz Navidad’. ¿Les tienes un afecto especial?

Mi padre me crió no solo en el respeto sino también en el afecto y el amor hacia el pueblo británico. Mi padre me decía “si hoy somos libres es porque en mayo de 1940 alguien en Londres no se rindió”. Además mi abuelo me llevaba a ver las formaciones que salían de la costa inglesa y que iban a bombardear Alemania. Siempre salían formando una “v” y entraban igual, pero cuando entraban se podía ver por los huecos los aviones que habían caído y mi abuelo le decía a mi padre “¿lo ves? Han caído por nosotros, ya podemos volver a casa”.

¿Podrías hablarnos de tus referentes cinematográficos?

Yo diría que serían una mezcla de John Ford y Sergio Leone. Me gusta mucho, del primero, ‘Las uvas de la ira’ y del segundo ‘Érase una vez en el Oeste’. También he tenido mucho en cuenta a Terrence Malik por su tratamiento del espacio y su visión de la naturaleza. Cuando escribía el guión me ponía de fondo las BSO de Ennio Morricone pero en ningún momento pensé que cuatro años después tendría su música en mi película.

Carion5

Carion5

En el filme hay una escena en la que se produce un combate entre Hans, Percy y dos alemanes. Me llama la atención que de repente se cambie el punto de vista y se ruede como si fueran los alemanes los protagonistas.

Esta secuencia se hizo así adrede porque queríamos mostrar que el hecho de llevar un uniforme alemán no quita el miedo a nadie, ni siquiera a los alemanes, por eso rodamos desde su punto de vista.

¿Ves paralelismos entre ‘Mayo de 1940’ y la situación actual en Siria?

Una vez le pregunté a mi madre que qué le parecían las imágenes que se mostraban en la televisión sobre lo que está pasando allí y me contestó que se trataba de una historia muy similar a la que ella vivió en 1940. Son personas que abandonan sus casas porque no tienen otra elección, les motiva la energía de la desesperación y contra esa energía pueden poner todos los muros que quieran, que no servirá de nada, la gente los derribará.

Carion1

Carion1

¿Cuántos tanques utilizasteis en el rodaje? ¿Cómo conseguisteis recrear los aviones Stuka?

Tanques de verdad teníamos 4, pero luego en el montaje los duplicamos y por eso parece que hay muchos más. Tardamos dos días en rodar una secuencia de 30 segundos con ellos. Aún así, lo más difícil no eran los tanques sino encontrar los campos para rodar, así que escogí los campos de mi padre que ahora son de un agricultor que nos hizo el favor. En cuanto a los Stukas, nos llevó ocho meses de trabajo de postproducción, durante el rodaje lo que usamos fueron aviones de juguete teledirigidos.

En ‘Mayo de 1940’ hay un personaje que se dedica a hacer películas de propaganda nazi. ¿Has visto las que se hicieron en aquella época?

Sí las he visto, algunas no son muy buenas pero hay otras magníficas. Mientras me documentaba para la película, descubrí que Goebbels creó una escuela de cineastas de propaganda con Leni Riefenstahl que tenía un talento enorme. Por ejemplo, filmó los JJ.OO de 1936, una película impresionante. Nadie había filmado antes competiciones deportivas de esa forma. Me pareció muy interesante añadir en la película la figura del director alemán, es curioso como cineasta filmar a otro cineasta.

Carion2

Carion2

En la película podemos ver varios puentes ¿qué querías transmitir con ellos?

Los franceses volaron los puentes para que no avanzaran los alemanes, pero estos los volvían a construir para seguir adelantando. Es verdad que el puente es un elemento muy simbólico en esta película. Representa el cambio. La maestra tiene que decidir si volver atrás o continuar hacia delante y cambiar por completo su vida. Me apetecía mucho que esta escena final estuviese rodada en un puente.

En este filme has trabajado con el director de fotografía Pierre Cottereau, que ha rodado películas como ‘Las bordadoras’ (2004). ¿Qué te hizo pensar en él?

Me encantó sobre todo su trabajo en ‘Café de Flore’, donde se mezclaba rodaje en digital con 35mm. Como mis primeras tres películas las rodé en 35mm., me apetecía probar algo nuevo y pensé en alguien capaz de dominar ambas técnicas. Nos citamos en un café y tan solo en cinco minutos estaba convencido de que nos llevaríamos bien. El talento es esencial pero también creo profundamente en las relaciones humanas, por eso me decanté por él. Además, compartíamos las mismas referencias cinematográficas.