Entrevista a Javier Cámara: “Mi personaje de ‘Truman’ es la mirada del espectador”

Nacido en La Rioja el 19 de enero de 1967, Javier Cámara ya había participado en varias obras de teatro y realizado pequeños papeles en un par de película ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0

Nacido en La Rioja el 19 de enero de 1967, Javier Cámara ya había participado en varias obras de teatro y realizado pequeños papeles en un par de película cuando consiguió su primer gran oportunidad en ‘¡Ay, Señor, Señor!‘, una exitosa serie de televisión protagonizada por Andrés Pajares. Después de dejó ver en otras ficciones de la pequeña pantalla como ‘Hostal Royal Manzanares‘ o ‘Éste es mi Barrio‘ antes de que su popularidad como actor cómico se disparase gracias a ‘Torrente, el brazo tonto de la ley‘ y su Paco Gimeno de ‘7 Vidas‘.

Tras abandonar la serie de Telecinco empezó a mostrar una gran versatibilidad en cintas como ‘Hable con ella’, ‘Torremolinos 73’, ‘Ficció’, ‘La vida inesperada’ o ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’, la cual le permitió conseguir su primer Goya tras haber sido nominado con anterioridad en otras cinco ocasiones. Aprovechando el estreno hoy 30 de octubre en España de ‘Truman‘, una comedia dramática en la que comparte protagonismo con Ricardo Darín, tuve la ocasión de hablar con él y un poco más abajo encontraréis el resultado de dicha charla.

¿Qué es lo que te llevó a convertirte en actor?

Javier Camara Goya

Javier Camara Goya

No lo sé. No era una pulsión infantil, no aprendía poemas y cantaba canciones o le recitaba a las visitas en navidades cuando venía alguien. No me disfrazaba y tampoco era el más gracioso del colegio. No me hice actor por una decisión de ser actor, fue un poco una huida hacia delante y una consecución de fracasos con respecto a los estudios y a lo que mi padre había pensado para mí.

Vi que la única salida era la escuela de arte dramático. La probé y ahí sí que fue como un disparo en el corazón, porque me enamoré rápidamente de esta profesión.

En el caso de ‘Truman’, ¿qué fue lo que hizo decidirte a interpretar a Tomás?

Que iba a aprender más de él que lo que yo le podía aportar. Me daba la sensación de que ‘Truman’ contaba la historia de amistad entre dos personas y sobre todo que la profunda amistad se demuestra en los malos momentos. El personaje de Ricardo Darín está pasando por un momento muy duro y me gustaba mucho el recorrido vital de dos personas en esos cuatro días que están juntos ante la posibilidad de que uno de los dos fallezca.

Me gustaba mucho indagar un poco en ese tipo de amistad que consiste en que cuando lo estás pasando muy mal, levantes el teléfono y llames a una o dos personas, porque no hay más, que realmente puedas confiar en ellos y puedan venir a salvarte la vida.

Al ser una película tan marcada por la amistad entre sus dos protagonistas, la química que tienes con Ricardo Darín es vital, ¿cómo fue tu relación con él durante el rodaje?

Escena Truman

Escena Truman

La palabra que lo define es fácil. Ricardo es un actor muy fácil, siempre genera un buen clima de trabajo y es un tipo que controla la carga emocional que uno puede tener pensando que está trabajando con una gran estrella internacional. Es un actor que consiste en mirarse, trabajar, saberse el texto y poner todas las emociones encima de la mesa.

Hicimos un trabajo previo de 15 días muy bonito en mi casa con Cesc y trabajamos mucho los personajes, el guión, hablamos mucho de las experiencias personales y la verdad es que nos dimos cuenta de que todos llegábamos a esta película porque teníamos ganas de cerrar una puerta con respecto a ese problema.

En todas las familias tenemos un caso de cáncer, de alguien que lo ha pasado mal o un momento difícil en nuestras vidas que se haya solventado o no y queríamos indagar sobre esa circunstancia.

De tu personajes se percibe que es mucho más que el mejor amigo de Julián como por los tatuajes o el momento en el que habla de su trabajo, ¿qué indicaciones te dio Cesc Gay al respecto?

Cesc Gay

Cesc Gay

Él me decía que no se debía conocer mucho del personaje, que podía ser un poco más misterioso, pero sobre todo introducía al espectador en la película. Era los ojos del espectador, por eso lo de sus silencios, sus pausas y la forma de escuchar de su personaje. Ante un personaje en erupción como es el interpretado por Ricardo Darín, que está en un momento vital muy complicado y, por tanto, puede hacer lo que le dé la gana porque tiene carta blanca, mi personaje es el que escucha, se sorprende por lo que está pasando y creo que ayuda al espectador a empatizar con la historia.

A nivel personal, ¿tienes algún estilo concreto para preparar tus personajes?

Mi método de trabajo es un poco sui generis. No tengo uno definido, lo que hago es dejarme llevar por lo que los otros personajes y actores me dan en ese proceso. Sí que es verdad que con Ricardo sabía que iba a tener mucho que aportar y que era una película en la que compartíamos plano en cada una de las escenas. Lo que sí hice fue que durante esos 15 días de ensayos estuve muy a flor de piel con respecto todo a lo que él me podía ofrecer. Me dejé llevar por eso y surgió el personaje así.

¿Hay algún personaje de tu carrera que eches de menos, del que crees que se quedó algo por contar?

No, no echo ningún personaje de menos, de verdad. Me lo he pasado muy bien con ello, y ya está. No hay que guardar mucho sentimentalismo con ciertos personajes. Hay algunos que me hubiese gustado que habrían sido más largos, por ejemplo, que en vez de una película hubiese sido una serie, pero yo lo que quiero siempre es hacer el siguiente.

Uno de los temas que aborda ‘Truman’ es la fragilidad masculina, que en la sociedad actual no termina de ser bien visto, ¿a qué crees que se debe?

No lo sé, somos una generación de los padres de la posguerra y sí que es verdad que los niños no han llorado. Los hombres lloran y tienen muchas emociones, eso es algo que sabe muy bien Cesc Gay y también cómo expresarlo. ‘Truman’ es un canto a la amistad y a la emoción masculina.

Tu personaje de ‘Truman’ vive en Canadá y el de ‘La Vida Inesperada’ en Estados Unidos, ¿tú eres una persona cosmopolita?

Camara Inesperada

Camara Inesperada

No especialmente, pero sí me gusta mucho viajar y disfrutar. Ahora estoy rodando una cosa preciosa en Roma, así que estoy visitando la ciudad y conociendo a la gente. Me gusta conocer los sitios por los que viajo, no me gusta ser un mero turista que visita monumentos. Me gusta sentarme en las ciudades, leer un periódico, estar tranquilo, tomarme las visitas con cierta calma, pero bueno, necesitaría saber mucho más de idiomas para ser más cosmopolita.

¿Hay algún director extranjero con el que te gustaría trabajar en el futuro?

Hay tantos. No me tengo que ni mover de España para decirte una lista ingente de directores con los que me gustaría trabajar. Directores de comedia como Javier Ruiz Caldera, Borja Cobeaga, Diego San José. Está Alejandro Amenábar, está Juan Antonio Bayona, directores con los que no he colaborado. De habla hispana Guillermo del Toro, Juan José Campanella… muchísimos directores sin la necesidad de cambiar idioma.

En breve te veremos en una serie de televisión junto a Jude Law y Diane Keaton, ¿hay alguna serie de televisión actual en la que te gustaría participar?

Joven Papa

Joven Papa

No, soy fan de series, pero no paso más allá de la segunda temporada. Me aburre un poco porque yo no soy muy constante en ese sentido. La que dices se llama ‘El joven Papa’, la protagonizan Jude Law y Diane Keaton y la dirige Paolo Sorrentino. Ahora mismo creo que no puedes pedir nada mejor a nivel internacional. Estaremos rodando hasta febrero en Nueva York, Venecia, Roma y Puerto Rico. Se rueda en inglés, en latín, en italiano y para mí supone todo un reto de enfrentarme a muchas cosas.

Parece que cuesta más sacar adelantes los proyectos y que los presupuestos se han reducido respecto a años anteriores, ¿cómo ves la situación actual del cine español?

Pues que hay un montón de talento que está intentando suplir todas esas carencias, ya sean gubernamentales, económicas o financieras. Creo que el cine español tiene cada vez más prestigio a nivel internacional y que aquí está siendo cada vez más difícil hacer películas, pero que también hay muchos más medios para hacerlas. Con una cámara de teléfono móvil o de fotos puedes ponerte a hacer películas o a contar historias, antes yo que creo que incluso era más difícil a nivel técnico. Es muy complicado encontrar distribuidor, financiación, productor, etc.

¿Nos podrías contar algo de tus próximos proyectos?

Como te he dicho, estoy hasta febrero rodando ‘El joven Papa’. No tengo nada más por ahora. Estoy muy centrado en esa historia.

Muchas gracias, Javier.

Gracias a ti.

En Blogdecine :