Entrevistamos a Koldo Serra, director de ‘Gernika’: “Rodar es frustración”

A punto de cumplirse el 79 aniversario del bombardeo, el bilbaíno Koldo Serra ha presentado en el 19º Festival de Málaga su segunda película ‘Gernika’, un ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,10

A punto de cumplirse el 79 aniversario del bombardeo, el bilbaíno Koldo Serra ha presentado en el 19º Festival de Málaga su segunda película ‘Gernika’, un delicioso filme protagonizado por María Valverde y James D’Arcy, que narra una historia de amor alrededor de esta población vasca, bombardeada por la aviación nazi en abril de 1937.

Sin embargo, ‘Gernika’ no es la típica película sobre la Guerra Civil, de hecho nada tiene que ver con lo que estamos acostumbrados a ver sobre esta temática, especialmente en lo que a estética se refiere. Además, tiene una particularidad: es el primer filme en la historia del cine que recrea el bombardeo de Guernica y lo hace de una manera inteligente, con un marcado lenguaje cinematográfico que habla sin palabras. Pero dejemos que sea él quien nos cuente, de primera mano, cómo ha sido el rodaje de la cinta.

El debut cinematográfico del bombardeo de Guernica

Gernika Rodaje6

Gernika Rodaje6

¿Cómo llega a tus manos el proyecto de ‘Gernika’?

Fue un proceso un poco marciano: me llamaron José Alba y Carlos Clavijo, dos productores de Málaga para ofrecerme una película sobre el bombardeo de Guernica, un proyecto internacional para rodar en inglés, español, alemán y euskera, con un presupuesto alto y encima escrita a cuatro manos entre uno de los productores (Carlos Clavijo) y Barney Cohen, el guionista de ‘Viernes 13: 4ª parte’. Todo esto me sonó tan disparatado que dije que sí de inmediato. Como vasco que soy, la gente de Euskadi pensó que el proyecto era mío, pero nada más lejos de la realidad.

Es la primera vez que el bombardeo de Guernica se lleva a la gran pantalla, ¿pensaste que eras la persona adecuada para llevarlo a cabo?

Sí, porque me toca muy de cerca. No sé fuera de Euskadi, pero allí todo el mundo conoce el bombardeo. Y es cierto, no hay ninguna película que aborde el tema, fue una sorpresa cuando, buscando sobre ello, únicamente encontramos que se había hecho, en 2012, una tv movie de dos capítulos para la Televisión Vasca llamada ‘Gernika bajo las bombas’. Como digo, en cine no había nada, con lo cual la responsabilidad para mí era aún mayor y más ganas me dieron de hacerlo.

Espectacular trabajo de localización

Gernika Rodaje4

Gernika Rodaje4

¿Qué lugares del País Vasco identificaremos en la película?

Identificar espero que pocos (risas). Me explico, hemos grabado en muchos lugares, pero simulando ser otros espacios. La película se ha rodado en muchos sitios como Bilbao, Barakaldo, Lequeitio, Arceniega, un par de pueblos de Zaragoza… por ejemplo, para recrear Guernica utilizamos cinco pueblos porque la actual no se parece nada a la de la época. Y por supuesto, también rodamos en San Juan de Gaztelugatxe, una especie de isla entre Bakio y Bermeo, que tampoco había salido antes en cine, así que tengo el orgullo de ser el primero que haya sacado este hermoso lugar en una película.

¿Qué referentes visuales has utilizado?

Creo que a los cineastas nos influyen muchas películas, vamos viendo cosas y las interiorizamos y luego, a la hora de crear, inevitablemente salen. Aunque deliberadamente no me he inspirado en ninguna película, mucha gente encontrará paralelismos con otros directores, como por ejemplo con Spielberg. Aunque el filme no es estrictamente bélico, porque contiene un romance, también hay mucho en él de ‘Las flores de la guerra’ de Zhang Yimou, ‘La cruz de hierro’ de Sam Peckinpah o ‘Uno Rojo, división de choque’ de Samuel Fuller. Yo espero que ‘Gernika’ se parezca estéticamente más a este tipo de películas, era lo que buscábamos.

La importancia de la puesta en escena

¿Cómo ha sido el trabajo de documentación?

Ha sido uno de los trabajos que más me ha gustado. Ya conocía la historia del bombardeo pero no desde dentro, así que hemos hablado con supervivientes y familiares, hemos leído libros como ‘Idealistas bajo las balas’, que habla un poco sobre el periodismo de la época y otros libros sobre el propio bombardeo. Hemos contactado también con el Museo del Aire y hemos hecho mucho trabajo de documentación gráfica para ser lo más fieles posible a la estética de la época.

¿Qué importancia le das a la puesta en escena? En ‘Gernika’, ¿cuál ha sido tu mayor reto en este aspecto?

Siempre digo que dirigir, o rodar es frustración. Me explico: uno siempre tiene un idea en la cabeza de cómo tienen que ser las cosas y luego en el rodaje por un motivo u otro no siempre puede ser así, así que hay que adaptarse al medio y hacerlo lo mejor que se pueda. Eso sí, a veces es mejor lo que se consigue en el set que lo que se tenía en mente. Y en cuanto a mi mayor reto, en ‘Gernika’ hay una escena que es de mis favoritas: es un baile que dura cuatro minutos y quise contarlo con un solo plano secuencia, para que la cámara fuera un elemento más del baile.

¿Qué es lo que más te gusta de dirigir?

Una de las cosas que más me gusta a mí del proceso es el pensar cómo quiero las cosas y por qué las quiero así. No me gusta rodar por rodar, creo que todo tiene siempre un por qué. Por ejemplo, volviendo a la puesta en escena, es importante saber por qué quiero utilizar un color para un vestido y no otro, por qué la cámara tiene que estar así o moverse de tal forma, o por qué el encuadre tiene que ser de una manera y no de otra. Me gusta contar cosas que no se ven a priori, pero que están ahí.

Rodando con estrellas internacionales

Gernika Rodaje5

Gernika Rodaje5

Has trabajado con personajes muy importantes como Gary Oldman en ‘Bosque de sombras’ (2006) o con James D’Arcy y Jack Daverport en ‘Gernika’. ¿Cómo es trabajar con estrellas internacionales?

Es mucho mejor de lo que imaginaba al principio. Yo tenía mucho respeto, pero en realidad no había motivo, porque cuando una persona se implica en un proyecto de tan bajo presupuesto (para lo que son ellos) siempre vienen porque les ha gustado lo que han leído y les apetece colaborar. Cuando James D’Arcy y Jack Daverport se enteraron de la historia real de Guernica, se implicaron a un nivel emocional impresionante. Son grandes profesionales.

¿Cómo fue la elección de actores, fue por casting o los teníais pensados?

Uno siempre tiene en la cabeza una idea de por dónde tienen que ir los tiros. En el caso de María Valverde lo tuve claro en seguida, porque es muy buena actriz y además habla inglés, era todo lo que necesitábamos. También lo tuve clarísimo con Víctor Clavijo. El resto del casting se ha ido haciendo en función de los personajes que teníamos. Estoy encantado con el reparto, porque he podido trabajar con amigos con los que no había tenido oportunidad de grabar como Bárbara Goenaga, Julián Villagrán o Irene Escolar. A Ingrid García Jonsson y Álex García no les conocía, pero repetiría con ellos sin pensarlo.

Koldo Serra, entre la televisión, la publicidad y el cine

Koldo Serra

Koldo Serra

Han pasado diez años entre tu primera película y ésta. ¿Has tenido que dejar algún proyecto de lado?

En España es complicadísimo hacer películas, porque cuesta levantar la financiación. Pero por el camino no he parado de hacer series de televisión, videoclips, publicidad… Y sí, hay proyectos que he dejado aparcados como ‘Perros muertos’ y algunos otros que se cayeron ya localizados, incluso.

¿Cómo ha influido tu trabajo en televisión a la hora de hacer cine?

La televisión te da mucha experiencia, te permite aprender a ser rápido, solvente y práctico y esto, evidentemente, sirve para aplicarlo a la hora de hacer cine. Además gracias a ella he podido trabajar con un montón de actores que no hubiera podido conocer de otra forma.

¿Puedes hablarnos sobre proyectos futuros?

Por un lado hay un proyecto que me gusta mucho, se llama ’70 Bin Ladens’. Es una película con un atraco de por medio. Por otro lado espero poder recuperar ‘Perros muertos’, que estuvo a punto de rodarse. Y por lo demás, estoy abierto a que me lleguen guiones.

Foto de cabecera | Carlos Ruiz