‘Escuadrón suicida’, MARGOT ROBBIE y JARED LETO

‘Escuadrón suicida’ (‘Suicide Squad’, David Ayer, 2016) creó unas enormes expectativas cuando salió el primer tráiler. Todo el mundo estaba sintiendo un ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,40

‘Escuadrón suicida’ (‘Suicide Squad’, David Ayer, 2016) creó unas enormes expectativas cuando salió el primer tráiler. Todo el mundo estaba sintiendo un orgasmo mundial a la espera del estreno. DC Films ponía sobre la mesa la que parecía iba a ser la película definitiva, o una de ellas, de superhéroes, en este caso, supervillanos, que por supuesto tienen mucho más interés que los buenos. Una de las máximas cinematográficas de Hitchcock —“una película vale lo que vale el villano”— dada la vuelta.

David Ayer —un director que lo mismo se marca una excelencia como ‘Sin tregua’ (‘End of Watch’, 2012), o desaprovecha oportunidades como ‘Sabotage’ (íd., 2014— adapta a su manera el material de John Strander, y en cierto modo realiza una reescritura del film protagonizado por Arnold Schwarzenegger. Un grupo salvaje, con el eco argumental de ‘Doce del patíbulo’ (‘The Dirty Dozen’, Robert Aldrich, 1967), reuniendo a los más “malvados” para enfrentarse a un villano supuestamente mayor.

Suicide Squadf2

Suicide Squadf2

Precisamente el villano del film es uno de los puntos más flojos del mismo. Una sosería de “malo” que evidentemente queda en segundo plano debido a que el film se ocupa, más o menos, de retratar a nuestros supuestos héroes, como siempre en este tipo de films, a modo de presentación. Todo ello suple, o lo intenta, un guión de lo más esquemático que los reúne a todos para una misión por un “bien común”, que a pesar de que Ayer logra no aburrir, da menos de lo esperado, aparición incluida de Batman.

El reparto está lleno de nombres más o menos conocidos, todos ellos muy entregados, incluso con indicios de que se han divertido, y dejando a un lado evidencias como la de Will Smith acaparando protagonismo —con ganas de demostrar, una vez más, su interés por ser un padre impecable—, los reyes absolutos de la función me han parecido los personajes de Harvey Quinn y El Joker, interpretados por Margot Robbie y un Jared Leto que sortea bastante bien el poderoso recuerdo de Heath Ledger en el famoso film de Christopher Nolan.

Suicide Squadf3

Suicide Squadf3

Por amor

(From here to the end, Spoilers) Es en la relación de Quinn y Joker, tan breve como intensa, donde se encuentran los mejores instantes de la película de Ayer. Así vemos, por primera vez, a un Joker completamente enamorado, dispuesto a hacer lo que sea por la mujer a la que ama, a la que da vida una divertida Margot Robbie, que además de demostrar feeling con todos sus compañeros de reparto, posee la necesaria química con Leto, controlando cada uno de sus gestos, evitando caer en el histrionismo incluso en sus momentos más desatados.

Puede decirse que ‘Escuadrón suicida es una historia de amor entre dos psicópatas, insertada en un film de acción que posee set pieces de acción efectivas, aunque algo monótonas. Una historia de amor que pide a gritos más minutos de metraje; uno desea ver durante más tiempo a esa pareja de locos al servicio del sentimiento más incontrolable que existe, incluso peligroso. Ayer además lo extiende a más personajes. Atención a los motivos personales de Flag (Joel Kinnaman), cuyo final hace tener a Quinn una reacción interesante. Ayer hermana amor y locura.

El resto es más de lo mismo. Bajones de ritmo, sin duda influenciados por el recorte en el montaje, trama simplona y un humor poco aprovechado —todos los films de Ayer carecen prácticamente de humor— pesan sobremanera sobre ‘Escuadrón suicida, que promete un mejor film a la vuelta de cada plano. Quizá hayan pensado demasiado en los fans, como si eso sirviese de algo, intentando de paso satisfacer a todo tipo de público. ‘Suicide Squad’ se queda a medio camino de todo, e incluso por debajo de la reciente operación de Zack Snyder.

Habrá que esperar al tan cacareado montaje del director, que al parecer es más sombrío, y que huele a film de culto instantáneo; también a operación comercial; o tomadura de pelo; o ambas cosas, ya que muchas veces van unidas. Ya veremos si nos divertimos más que el apetitoso personaje de Viola Davis.

Otras críticas en Blogdecine: