‘Espías desde el cielo’, apasionante dilema

Hace ya tiempo que lo mínimo que exijo a una película es que me entretenga, sin importar demasiado cuál sea la forma de conseguirlo. Pueden hacerlo igual ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,10

Hace ya tiempo que lo mínimo que exijo a una película es que me entretenga, sin importar demasiado cuál sea la forma de conseguirlo. Pueden hacerlo igual de bien con una historia sencilla sin grandes alardes visuales y con muy pocos personajes o seguir el camino de, por ejemplo, la estupenda guerra civil de Marvel, donde sucede todo lo contrario. Todo me vale, incluso pasar un buen rato a costa de sus defectos, que me da que será lo que pase con la delirante ‘Sky Sharks’.

Sin embargo, lo realmente interesante es que la cinta en cuestión consiga ir más allá y que directamente me atrape con lo que está contando y no me suelte hasta la aparición de los títulos de crédito finales. Eso es lo que me sucedió con ‘Espías desde el cielo’ (‘Eye in the Sky’), una apasionante reflexión sobre la moralidad detrás del uso de los drones en las guerras que cuenta con un magnífico reparto que lo hace todo aún más interesante, minimizando de paso sus pequeños defectos.

Las guerras modernas

Helen Mirren Espias Desde El Cielo

Helen Mirren Espias Desde El Cielo

La premisa de la película está en hasta dónde estamos dispuestos a llegar para acabar con una amenaza terrorista, entrando también en las muchas motivaciones que puede haber a la hora de tomar una decisión por los daños colaterales que podría causar. No me cabe duda de que la realidad sería bastante distinta a lo que expone el guion de Guy Hibbert, pero su enfoque es lo suficientemente rico y está tan bien llevado que eso no deja de ser un detalle menor.

No obstante, conviene tener claro que es verdad que ‘Espías desde el cielo’ cuenta con unas raíces sólidas y que luego sabe cómo desarrollarlas para mantener el vilo al espectador sin caer en la tentación de introducir giros cuestionables para alargar la misión, pero lo que realmente eleva la película a todo nivel es su reparto, donde ya de por sí se notan claras diferencias según se centre en el bando americano o el inglés, añadiendo así más complejidad a todo.

Escena Espias Desde El Cielo

Escena Espias Desde El Cielo

Eso sí, son los segundos los que tienen una presencia dominante y ahí también hay cambios muy interesantes, ya que algunos defienden con pasión el ataque a cualquier precio, mientras que otros no están dispuestos a ensuciarse las manos. Hay demás, la presencia del humor, soterrada en la mayoría de los casos, pero también presente de forma más evidente en algunos instantes, ayuda a evitar caer en una excesiva trascendencia o en sobrecargar su lado más dramático

De hecho, esas variaciones tanto dentro del propio bando británico como cuando saltamos al de Estados Unidos, donde encima la cosa se balancea entre el andarse sin rodeos y el mostrarnos uno de los aspectos más emocionales de ‘Espías desde el cielo’, sirve primero para evitar la monotonía en la que podría haber caído y después para meternos cada más de lleno en una decisión que casi nos hace sentir que nosotros también tenemos que tomar y luego lidiar con sus consecuencias.

Muchas virtudes y algún pequeño fallo

Alan Rickman En Espias Desde El Cielo

Alan Rickman En Espias Desde El Cielo

Sin embargo, ‘Espías desde el cielono se limita a plantear una reflexión muy jugosa y saber ir avanzando con ella para que su interés nunca decaiga, ya que también cuenta con un envidiable reparto que abraza con pasión sus personajes, aportando tanto lo que viene sobre el papel como infinidad de pequeños detalles para añadir otro elementos más con los que fascinar al espectador -por ejemplo, sin ellos creo que su faceta como sátira podría no haber funcionado demasiado bien-.

Resulta injusto destacar solamente a algunos de ellos cuando todos cumplen con creces su cometido -incluyendo apariciones menores de las que, eso sí, algunos quizá esperen algo más de presencia por el actor que los interpreten-, pero tanto Helen Mirren como el tristemente fallecido Alan Rickman se exhiben incluso más sin caer en el error de buscar su lucimiento personal sin pensar en el bien común. Estupendo.

Ian Glen Espias Desde El Cielo

Ian Glen Espias Desde El Cielo

Donde sí aparecen pequeñas grietas es en la puesta en escena de Gavin Hood**, ya que acaba acomodándose un poco tras un enérgico** arranque, dando la sensación de que una vez presentados los “jugadores” principales, él mismo se ha dejado engatusar por la fuerza de la historia y la potencia de su reparto. No llega a ser nada grave y sigue manteniendo la tensión, sobre todo en momentos puntuales relacionados con el personaje de Barkhad Abdi, pero sí que impide que pase de excelente a extraordinaria.

Tampoco me olvido de pequeños desequilibrios en lo referente al tono, más presentes durante su tramo final, ya que la intensidad con la que tan bien había sabido jugar hasta entonces da pie a ciertos desajustes que rompen ligeramente el embrujo al que había sometido al espectador. No es algo que llegue a ser demasiado exagerado y además aporta otro posible elemento a la reflexión sin incidir más de la cuenta en ello, pero conviene tenerlo en cuenta.

Por lo demás, ‘Espías desde el cielo’ propone un grandísimo acercamiento a la guerra moderna con drones, un tema también abordado recientemente por Andew Niccol en la fallida ‘Good Kill’. Allí todo pecaba de ser demasiado unidimensional, algo que aquí se corrige ofreciendo la práctica totalidad de puntos de vista disponibles y sin dejar de lado la hipocresía que puede haber detrás de ellos o las rencillas y los problemas que pueden surgir por ese choque de criterios.

En definitiva, ‘Espías desde el cielo’ es una excelente reflexión sobre un dilema muy actual gracias a un guion que sabe cómo extraer todo el jugo a la historia que propone y un espléndido reparto que eleva aún más el resultado final. No faltan pequeñas lagunas, en especial durante su tramo final, pero nunca llegan a manchar de verdad una película que os hará pensar, pero también disfrutar. El mejor dos por uno posible.