‘Insidious: Capítulo 3’, la peor de la saga

Suele decirse que en el cine ya está todo inventado y que simplemente se nos están contando una y otra vez las mismas historias de formas diferentes. No ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,70

Cartel de 'Insidious: Capítulo 3'

Suele decirse que en el cine ya está todo inventado y que simplemente se nos están contando una y otra vez las mismas historias de formas diferentes. No seré yo el que salga en defensa de la originalidad en el cine actual, pero a mí lo que realmente me preocupa es la pereza existente en muchos casos para no ir más allá de lo evidente a la hora de intentar vendernos una historia que no cuenta nada nuevo, sobre todo en las películas de terror, pues llega un punto en el que uno sabe exactamente cómo y cuándo van a intentar asustarte.

Por ello, celebro cuando llegan a las salas títulos como ‘It Follows’, en mi opinión una excelente obra de terror que ha conseguido convertirse en mi película favorita de lo que llevamos de año. Ojalá pudiera hablaros en términos tan elogiosos de ‘Insidious: Capítulo 3′ (Insidious: Chapter 3), una precuela que algunos calificarán como una pérdida de tiempo sin serlo realmente, pero lo que sí es innegable es que se trata de la peor de la saga hasta ahora, una cinta innecesaria que muestra bien las limitaciones del terror más efectista.

Insidious: Capítulo 3′, sustos trillados

Stefanie Scott En Insidious 3

No tengo nada en contra de las precuelas, pero sí espero que me ofrezcan mucho más que volver a contarme la misma historia alterando algunos detalles de la misma y darme algo de información adicional sobre lo que ya he visto. Por desgracia, ‘Insidious: Capítulo 3′ entra de lleno en esto último que os decía, ya que Leigh Whannell ha preferido ir sobre seguro en su salto a la dirección, lo cual ha potenciando aún más el hecho de que se trata de la primera entrega que no está dirigida por James Wan.

Whannell confía plenamente en los sustos que uno ve venir a la legua y en el uso del sonido para intentar que los espectadores menos exigentes den algún salto en su butaca. Además, demuestra no tener la misma capacidad de Wan para la creación de atmósferas y el manejo de la cámara, intentando reproducir los logros del director de la estupenda ‘Expediente Warren: The Conjuring’ sin lograrlo, dando la sensación de repetición y alarmante falta de ideas para aportar algo de relieve.

La gran consecuencia negativo de ello es que ‘Insidious: Capítulo 3′ se convierte en una película genérica que recurra a los efectismos más sobados para construir sus presuntas fortalezas. Eso ya de por sí puede ser molesto, pero cuando encima no se trata de una primera entrega -casi todas las películas de terror con cierto éxito acaban teniendo al menos una secuela-, el, por así llamarlo, truco resulta aún más cantoso e incluso puede llegar a desesperar a algunos.

Sin novedad en el frente

Lin Shaye en Insidious 3

Esa apuesta sobre “seguro” también se contagia al guión del propio Whannell, donde se adopta una estructura similar a la de la primera entrega -en la segunda tuvieron el buen tino de apostar por algo relativamente diferente-, valiéndose del buen hacer de la poco conocida Stefanie Scott para que el creciente tormento por el que va pasando nos importe hasta cierto punto. Por desgracia, el resto de novedades del reparto no logra ir más allá de lo anodino, teniendo que hacer acto de presencia viejos conocidos de la franquicia como Lin Shaye para que la cosa remonte.

Es cierto que Whannell da algo más de fondo a la Elise interpretada por Shaye y que incluso nos desvela cómo llegó a colaborar con Tucker y Specs, pero no es nada especialmente jugoso o que no podrías haber deducido por nuestra cuenta. Una vez salvado esto, no esperéis ninguna novedad o algún apunte redentor que haga pensar en que la existencia de ‘Insidious: Capítulo 3′ ha valido la pena por aportar este o aquel detalle a la mitología de la saga, ya que es precisamente ahí donde la película resulta más frustrante.

Eso sí, no quiero que penséis que ‘Insidious: Capítulo 3′ me ha parecido un horror, ya que al menos cumple unos mínimos como entretenimiento que hacen más llevadero su visionado y hay momentos sueltos aquí y allá con cierta fuerza pese a ya haberlos visto en otras ocasiones. Además, Whannell controla suficientemente bien su creación -él también el guionista de las dos primeras entregas- como para evitar caer en lo insulso, que fue precisamente lo que sucedió en el caso de otra reciente película de terror, y que al menos todo fluya con cierta naturalidad en lugar de caer de forma estrepitosa en la mediocridad.

En definitiva, ‘Insidious: Capítulo 3′ es la peor entrega de la saga hasta la fecha y desaprovecha su naturaleza de precuela más allá de contarnos algún detalle de interés relacionado con el personaje de Elise. Además, es repetitiva y efectista, pero también es lo suficientemente entretenida como para que al menos no sea una completa pérdida de tiempo. Ni tan mal.