‘Jurassic World’ ha resucitado la dinomanía, ¿recuerdas cómo se murió?

La llegada de ‘Jurassic World‘ ha hecho renacer la dinomanía que en su momento alcanzó una popularidad enorme gracias a ‘Parque ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,40

Jurassic World

La llegada de ‘Jurassic World‘ ha hecho renacer la dinomanía que en su momento alcanzó una popularidad enorme gracias a ‘Parque Jurásico‘ (Jurassic Park). ¿Qué chaval de por aquel entonces no tenía muñequitos de dinosaurios o incluso fue comprando pieza a pieza el esqueleto que se vendía por fascículos en los kioskos? Los dinosaurios invadieron nuestras vidas y nosotros estábamos encantados con ellos, pero algo pasó y su fama no tardó tanto en quedar como una cosa del pasado.

Uno pensaría que en Hollywood iban a inundarnos con películas con dinosaurios teniendo en cuenta que ‘Parque Jurásico’ llegó a convertirse en la película más taquillera de la historia cuando llegó a los cines en 1993, pero lo cierto es que lo que realmente abundaron fueron los oportunistas que hicieron pseudocopias de muy mala calidad y propuestas que eran directamente un insulto a la inteligencia.

En paralelo a ‘Parque Jurásico’

Carnosaurios

En la actualidad es habitual que ciertas productoras estrenen su copia barata de algún blockbuster con antelación a que este llegue a los cines, pero eso era toda una rareza en 1993 cuando sucedió con ‘Carnosaurios‘ (Carnosaur), una cinta de bajo presupuesto producida por Roger Corman y protagonizada por Diana Ladd, madre de Laura Dern, que llegó a los cines cuatro semanas antes que ‘Parque Jurásico’.

En ‘Carnosaurios’ un virus hacía que las gallinas pusieran huevos enormes de los que salían dinosaurios y que luego también surtía el mismo efecto en los humanos. Suficientes incautos acabaron viéndola como para que dos años después estrenasen una secuela que ya no engañó al público, por lo que la tercera fue lanzada directamente en vhs en 1996. Eso sí, Corman siguió sacando jugo de donde nunca lo hubo y en 2001 estrenó una cuarta entrega no oficial también directa a vídeo, mientras que en 2006 reutilizó metraje de la franquicia para la tv movie ‘The Eden Formula‘.

También en 1993 se estrenó ‘Prehisteria‘ (Prehysteria!), primera entrega de una trilogía en la que un grupo de chavales se encontraban cinco huevos de dinosarios. Cine familiar de bajo presupuesto que funcionó muy bien económicamente, por lo que en 1994 llegó la primera secuela y en 1995 se cerró la trilogía La respuesta del público ante las continuaciones fue algo más fría y la franquicia cayó rápidamente en el olvido y aún hoy se sigue esperando su lanzamiento en dvd o blu-ray.

No obstante, el otro título ambicioso con dinosaurios de 1993 también tenía a Spielberg detrás, pues él fue uno de los productores de ‘Rex, un dinosaurio en Nueva York‘ (We’re Back: A Dinosaur’s Story), título estrenado pocos meses después de ‘Parque Jurásico’ y que fue completamente ignorado por el público, convirtiéndose así en uno de los mayores fracasos comerciales del año. Surgían las primeras dudas, pero de una única decepción tampoco se pueden sacar conclusiones claras.

Copias de mala calidad y oportunismo vergonzoso

Pollo Jurásico

Ya en 1994 llegaría ‘Los Picapiedra‘ (The Flinstones), cinta en la que los dinosaurios tenían un peso menor, pero cuyo éxito en cierta manera sirvió para mantener con vida el interés del público hacia esas criaturas. El problema es que tanto en Hollywood como en otros países se quiso aprovechar el éxito de ‘Parque Jurásico’ de cualquier manera y los resultados fueron muy tristes.

Algunos de vosotros quizá os acordéis de ‘Pollo Jurásico’ (Chicken Park), una ridícula parodia italiana en la que se sustituían los dinosaurios por pollos gigantes y que ni siquiera llegó a estrenarse en cines en su país natal. De la que quizá no sepáis nada es de ‘Dinosaur from the Deep‘, una producción francesa de presupuesto inexistente en la que los dinosaurios estaban hechos con plastilina y papel maché y con unas efectos especiales que hacen daño a la vista.

La premisa de ‘Dinosaur from the Deep’ es que en el 2004 la pena de muerte estaba abolida en Estados Unidos, por lo que un criminal es condenado a un viaje en el tiempo que le lleva a él y su expedición al momento de la aparición de los primeros dinosaurios. Una propuesta delirante que, afortunadamente. permanece inédita en muchos países y que en Francia fue estrenada directamente en vhs. Los más valientes pueden verla entera pinchando aquí, aunque ya os aviso de que está en francés sin subtítulos de ningún tipo.

Como era de esperar, en Hollywood contaron con más medios, pero eso no quiere decir que supieran aprovecharlo, pues en ‘Tammy and the T-Rex‘, una de las primeras películas de Denise Richards y Paul Walker, se transplantaba el cerebro de un joven al cuerpo de un tironasaurios y decidía aprovecharlo para vengarse de los que le hicieron la vida imposible en el instituto, mientras que Whoopi Goldberg hundía su carrera en 1995 con ‘Dino Rex’, una película en la que tenían tan poca confianza que en su momento llegó a convertirse en la película más cara de la historia estrenada directamente en vhs en Estados Unidos.

Las ganas de sacar tajada incluso llevaron al estreno de la primera secuela de ‘En busca del valle encantado‘ (The Land Before Time) en 1994. Algunos quizá crean que fue simple casualidad, pero le entrega inicial data de 1988 y luego en 1995 estrenaron la tercera parte, la cuarta en 1996, un año después la quinta y así hasta que el filón pareció agotarse en 2007 con la decimotercera película de la saga. ¿Será también una “coincidencia” que dentro de unos meses nos vaya a llegar la decimocuarta?

‘El mundo perdido’ revive un poco la dinomanía

El Mundo Perdido

El público estaba empezando a perder el interés por los dinosaurios, pero Spielberg llegó de nuevo al rescate con ‘El mundo perdido: Jurassic Park’ (The Lost World: Jurassic Park), una secuela claramente por debajo de la primera entrega que pese a ello se convirtió en la película más taquillera de 1997 hasta que a finales de año llegó a los cines ‘Titanic‘. Parecía que el daño hecho por las malas copias y el oportunismo de baja o nula calidad aún podía solucionarse por mucho que todos la vieran como una secuela claramente inferior.

Además, un año después se lanzó el mediometraje ‘T-Rex: De vuelta al Cretáceo‘ (T-Rex: Back to the Cretaceous) que gozó de una gran popularidad en sus pases en salas IMAX, llegando a recaudar más de 100 millones de dólares, aguantando aún a día de hoy como el tercer título más taquillero en Estados Unidos pensado para ser exhibido únicamente de esa forma.

Lo cierto es que en Sony ya llevaban trabajando en la versión americana de ‘Godzilla‘ desde 1992, pero no me cabe duda de que la dinomanía jugó un papel esencial para que finalmente diesen luz verde a una mastodóntica cinta presupuestada en 130 millones de dólares y que tenía un reparto en el que la gran estrella de la función era Matthew Broderick. La película dirigida por Roland Emmerich acabó recaudando casi 380 millones de dólares, pero tanto el público como la crítica no quedaron demasiado satisfechos con ella.

Menos suerte tuvo ‘Barney’s Great Adventure‘, una producción musical pensada para aprovechar el tirón entre los más pequeños de la casa del personaje protagonista y que pasó bastante desapercibidas. Por su parte, ‘Dinosaurio’ (Dinosaur), el ambicioso clásico Disney, costó 127,5 millones de dólares y que acabó ingresando casi 350, pero lo cierto es que se esperaba muchísimo más de ella. Además, por aquel entonces Internet empezaba a coger fuerza y la palabra aburrido se oyó mucho a la hora de valorarla.

El agotamiento definitivo con ‘Parque Jurásico III’

Parque Jurásico 3

A principios de siglo fue cuando los superhéroes empezaron a coger fuerza en Hollywood, pero el único título de cierta importancia que llegó antes de 2002, que fue cuando todo empezó a salirse de madre con ‘Spider-Man‘, fue ‘X-Men‘, y tampoco fue un éxito tan atronador. Además, aún coleaba el pésimo sabor de boca dejado por ‘Batman y Robin’, por lo que los dinosaurios tuvieron una última oportunidad con ‘Parque Jurásico III’ (Jurassic Park III) y la desaprovecharon a lo grande.

Ya he mencionado que ‘Parque Jurásico’ fue la película más taquillera en su momento y que sólo el enorme impacto mundial de ‘Titanic’ logró superar a ‘El mundo perdido’ en 1997, pero ‘Parque Jurásico III’ (Jurassic Park III) a duras penas acabó siendo la octava película más taquillera de 2001 con 368 millones recaudados. No son para nada malas cifras teniendo en cuenta que costó 93, pero es que ‘El mundo perdido’ había recaudado 618 millones con un presupuesto 20 millones inferior y además su encanto único había desaparecido para convertirse en una más.

El estreno meses después de dos nuevas franquicias de éxito como ‘El señor de los anillos‘ y ‘Harry Potter‘ dejó claro que el público ya se había cansado de los dinosaurios, sobre todo porque ninguna de las películas estrenadas con posterioridad a ‘Parque Jurásico’ se habían acercado a las sensaciones provocadas por la cinta de Spielberg, y que quería cosas nuevas. No obstante, en Universal ya se propusieron como meta lanzar una cuarta entrega en 2005 que finalmente ha acabado estrenándose en 2015. Personalmente, creo que la respuesta del público habría sido mucho peor hace 10 años, sobre todo de haber usado la pésima premisa que llegaron a barajar.

Los dinosaurios durante los últimos catorce años

Los dinosaurios quedaron entonces relegados a infames producciones televisivas, apariciones irrelevantes en títulos como ‘Noche en el museo‘ (A Night at the Museum), convertidas en criaturas secundarias en ‘King Kong‘ o partícipes de auténticos desastres como ‘El sonido del trueno‘ (A Sound of Thunder). Algo empezó a mejorar la situación en 2008 gracias al inesperado éxito comercial de ‘Viaje al centro de la Tierra‘ (Journey To The Center of the Earth), pero las esperanzas en el resurgir de la dinomanía se fueron al garete tras el batacazo de ‘El mundo de los perdidos’ (Land of the Lost) en 2009.

Desde entonces habían sido principalmente utilizados en producciones de bajo presupuesto como ‘Raptor Ranch’, ‘La era de los dinosaurios‘ (Age of Dinosaurs) o ‘Dinosaur Island’. Comprensible que casi nadie arriesgarse con producciones más desahogadas cuando los intentos con cierto empaque como las cintas animadas ‘Dino Time‘ y ‘Walking with Dinosaurs‘, inspirada en la famosa serie documental de la BBC de 1999, provocaron pérdidas de decenas de millones de dólares a los que invirtieron en ellas.

¿Y ahora qué?

The Good Dinosaur

El gran éxito, sobre todo durante su primer fin de semana, de ‘Godzilla’ el año pasado empezó a allanar el camino y la entusiasta acogida por parte del público hacia ‘Jurassic World‘ abren las puertas a una nueva dinomanía. El siguiente gran estreno con dinosaurios de por medio vendrá de mano ni más ni menos que de Pixar con la conflictiva ‘The Good Dinosaur‘ -¿se convertirá, salvando las distancias, en la nueva ‘Rex, un dinosaurio en Nueva York? No parece muy probable- y no tardaremos mucho en ver las secuelas de ‘Godzilla’ y ‘Jurassic World‘, esta aún no anunciada oficialmente por Universal.

Ahora habrá que ver si en esta ocasión de verdad sabe utilizarse la fiebre por los dinosaurios para darnos más cine de entretenimiento de calidad -ojalá la ya anunciada precuela de ‘King Kong’ lo sea- o si se vuelve a caer en el error de dejar que algunos desaprensivos hagan imitaciones baratas y todo se vaya al traste de nuevo. Ojalá sea lo primero, pero veo mucho más probable lo segundo, ¿y vosotros?