Los compositores más ricos de la historia

¿Os imagináis el inicio de 'Carros de fuego' ('Chariots of Fire, Hugh Hudson, 1981) sin la banda sonora? Ralenti, el ruidito de los pies salpicando a la ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,30

morriconecompositores.jpg

¿Os imagináis el inicio de ‘Carros de fuego’ (‘Chariots of Fire, Hugh Hudson, 1981) sin la banda sonora? Ralenti, el ruidito de los pies salpicando a la orilla del mar, etc. Sería poco menos que desastroso, o curioso. La importancia de una buena banda sonora es algo para muchos obvio, sobre todo en determinado tipo de films. Sólo unos pocos compositores permanecen en el imaginario popular. Por supuesto el que encabeza este texto es sin duda el más merecedor, al menos para mí, de todos los halagos y premios posibles.

Pero ¿cuáles son aquellos compositores que más dinero poseen gracias a su trabajo realizando la música de películas? Creo que la siguiente lista, sacada de Worthly está compuesta por músicos de sobra conocidos por todos. No obstante resulta muy curioso el puesto de cada uno de ellos. Iremos de menos a más.

Jerry Goldsmith

Es imposible no relacionar las potentes notas de Goldsmith para ‘Desafío total’ (‘Total Recall’, Paul Verhoeven, 1990) con un partido de fútbol, al menos en nuestro país. Pero lejos de esa triste asociación, Jerry Goldsmith es, para quien esto firma uno de los más grandes compositores de todos los tiempos. Tres grandes obras: ‘Los valientes andan solos’ (‘The Lonely Are Brave’, David Miller, 1962), ‘La balada de Cable Hogue’ (‘The Ballad of cable Hogue’, Sam Packinpah, 1970) y ‘Los últimos días del edén’ (‘Medicine Man’, John McTiernan, 1992). Valor: 30 millones de dólares.

Trent Raznor

Fundador del famoso grupo Nine Inch Nails, suele asociarse con Atticus Ross para sus bandas sonoras. Arriba os dejo uno de los temas que ambos han compuesto para la película que está provocando orgasmos en este momento, ‘Perdida’ (‘Gone Girl’, David Fincher, 2014). Muchos se han familiarizado con este tipo de música que huye de las melodías recordables y que captan a la perfección muchas atmósferas o sentimientos. Tres grades obras: las realizados para su director fetiche. Valor: 55 millones de dólares.

Daft Punk

Realmente como compositores de la banda sonora de una película sólo han realizado la de ‘TRON: Legacy’ (id, Joseph Kosinski, 2010), cuya música ha tenido más éxito que el film en sí. Música electrónica que no es del gusto de todos. Thomas Ganbalter, uno de sus dos miembros, realizó también la banda sonora para las polémicas ‘Irreversible’ (‘Irréversible’) y ‘Enter the Void’ (id, 2009), ambas de Gaspar Noé. Valor: 70 millones de dólares.

Danny Elfman

Los pelos como escarpias al escuchar el tema que realizó para uno de los directores con los que más ha trabajado, Tim Burton. Elfman es uno de los compositores más queridos por parte de la cinefilia actual. Perfecto utilizando los coros, Elfman ha firmado algunas de las melodías más recordables de los últimos años. Tres grandes obras: ‘Eduardo Manostijers’ (Edward SCissorhands’ Tim Burton, 1990), ‘El indomable Will Hunting’ (‘Good Will Hunting’, Gus Van Sant, 1997) y ‘Big Fish’ (id, Tim Burton, 2003). Valor: 75 millons de dólares.

Hans Zimmer

Probablemente el compositor “moderno” más admirado de todos, aunque personalmente creo que ha bajado un poco el nivel con respecto a su mejor época, principio de los noventa, en la que componía obras maestras como la del vídeo, injustamente olvidadas. Creando escuela como pocos, puede que hablemos del músico más influyente en cine que hay en estos momentos, teniendo en cuenta que todos quieren copiar sus trabajos para Christopher Nolan. Tres grandes obras: ‘Thelma & Louise’ (id Ridley Scott, 1991), ‘La fuerza de uno’ (‘The Power Of One’ JohnG. Advilsen, 1992) y ‘Gladiator’ (id, Ridley SCott, 2000). Valor: 90 millones de dólares.

John Williams

Heredero directo de compositores como Erich Wolfgang Korngold, estamos hablando del compositor más famoso de todos los tiempos, sin el más mínimo miedo a exagerar. ¿Quién no ha tarareado más de una vez, y de dos, y de tres, sus melodías de finales de los setenta y principios de los ochenta para superéxitos de sobra conocidos. Williams es espectáculo musical puro y duro, pero también puede volverse fascinantemente íntimo. Tres grandes obras: ‘El violinista en el tejado’ (‘Fiddler on the Roof’, Norman Jewison, 1971), ‘Dracula’ (id, John Badham, 1979) y ‘La lista de SChindler’ (‘Schindler’s List’, Steven Spielberg, 1993). Valor: 100 millones de dólares.

Ennio Morricone

A Morricone servidor le tiene un cariño especial por haber compuesto la banda sonora de la película que cambió mi vida con trece años. Saltó a la fama con sus composiciones para Sergio Leone en sus famosa trilogía del dólar, y ya no se bajó de ahí. Especialista en poner música a personajes como pocos, Morricone es un perfeccionista absoluto y de los pocos capaz de sacar del espectador emoción sin parangón. Un clásico. Tres grandes obras: ‘Hasta que llegó su hora’ (‘C’era una volta il West’, Sergio Leone, 1968), ‘Cinema paradiso’ (id, Giuseppe Tornatore, 1988) y ‘Érase una vez en América’ (‘Once Upon a Time in America’, Sergio Leone, 1983). Valor: 215 millones de dólares.

Vangelis

Impresionante número uno en un ránking que en el fondo no quiere decir nada. Genio absoluto de la música, aunque ahora sus trabajos parezcan estancados en otra época, fue muy innovador en el uso de los teclados a finales de los sesenta y principios de los setenta. Posee uno de los estudios de grabación más grandes que hay en el planeta y logró tener de número uno la famosa banda sonora, por la que ganó un más que merecido Oscar, durante más de un año. Tres grandes obras: ‘Carros de fuego’ (‘Chariots of Fire’, Hugh Hudson, 1981), ‘Blade RUnner’ (id, Ridley Scott, 1982) y ‘Lunas de hiel’ (‘Bitter Moon’, Roman Polanski, 1992). Valor: 245 millones de dólares