‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo’, la adaptación definitiva

Mortadelo y Filemón fueron posiblemente los personajes de ficción más importantes de mi infancia. No paraba de leer sus aventuras, elegir mis favoritas ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
2,40

Cartel de 'Mortadelo y Filemon contra Jimmy el Cachondo'

Mortadelo y Filemón fueron posiblemente los personajes de ficción más importantes de mi infancia. No paraba de leer sus aventuras, elegir mis favoritas cada cierto tiempo -siempre fui muy de hacer listas las cosas que me gustaban- y comprar otro tebeo suyo siempre que el dinero que tenía en mi cartera me lo permitía. No tardé mucho en soñar con verlos protagonizar una serie o película que estuviera a la altura del cariño que sentía hacia esta creación de Francisco Ibáñez, pero ninguna adaptación terminó de llenarme.

Resulta curioso que la mejor ficción audiovisual protagonizada hasta la fecha por Mortadelo y Filemón fueran los algo olvidados cortometrajes realizados por Rafael Vara a finales de los 60, pero allí los personajes no terminaban de ser ellos mismos. De lo que vino después nada terminó de estar a la altura, pero la eterna espera ya ha llegado a su fin, porque ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘ (Javier Fesser, 2014) es la adaptación definitiva, la película que tiene que ver todo aquel que haya amado en algún momento de su vida a los agentes más famosos de la TIA.

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘ y el universo Ibáñez

Imagen de 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo'

No es la primera vez que Javier Fesser prueba fortuna con Mortadelo y Filemón, pero su anterior experiencia sólo puede calificarse como agridulce, ya que la mezcla de su estilo personal con el propio de los personajes en ‘La gran aventura de Mortadelo y Filemón’ (2003) no terminó de funcionar tan bien como me habría gustado. No soy de los que odia dicha película, pues considero que tiene varios aciertos y el propio Fesser es consciente de ello, por lo que los ha conservado, pero en esta ocasión ha puesto todo su talento bajo la idea de crear una obra que realmente refleje el muy particular universo de Ibáñez y el resultado ha sido excelente.

El primer gran logro de Fesser es captar a la perfección la personalidad tanto de los protagonistas como de los secundarios, y no era una tarea sencilla, porque hay que cuadrar, estupidez e incompetencia con un encanto a caballo entre lo absurdo y lo patético. Para ello resulta clave que borde el salto del estilo de Ibáñez a la gran pantalla, con un aluvión incesante de gags, tanto verbales como visuales -prestad especial atención durante los títulos de crédito finales-, que imprime un ritmo endiablado a ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘, algo que unido a su ajustado metraje evita cualquier tipo de bajón de interés.

Filemon ligando en 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo'

También está ahí ese humor tan exagerado y físico propio de Ibáñez, donde los personajes podían sufrir cualquier calamidad para recuperar la normalidad a la viñeta siguiente sin que en ningún momento nos sacase de la historia. El cambio más destacable es que Fesser obvia esa tendencia que tuvo Ibáñez durante mucho tiempo de estructurar las aventuras largas de una forma muy episódica, algo que dudo que llegase a funcionar bien en una película. Aquí todo está más hilado, incluso la hilarante aparición de un personaje que me recordó a Billy el horrendo, pero que luego tiene entidad propia.

Eso sí, lo mejor de todo es que Fesser ha logrado trasladar a la gran pantalla el principal acierto de sus mejores tebeos: La sensación de que podrías leerlos una y otra vez sin llegar a cansarte de ellos, ya sea para estar más atentos a los guiños a determinadas aventuras sobre el papel de los personajes, disfrutar del propio frenesí cómico de la película o simplemente dejarte llevar y ver cómo ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘ ha logrado captar tan bien todo lo que amamos alguna vez de los personajes, desde los disfraces de Mortadelo hasta detalles quizá nimios como lo que sucede tras la resolución del caso, pero que terminaron de conquistarme.

Una película con identidad propia

Mortadelo y Filemón

El problema con muchas adaptaciones es que adaptan de una forma tan literal el material original que acaban careciendo de identidad propia, pero eso no es lo que sucede en el caso de ‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘, ya que Fesser, Claro García y Cristóbal Ruiz han creado una historia propia que bebe de forma directa de Ibáñez, pero lo hace sin los límites propios de tener que contar una historia por todos conocida, uno de los muchos aspectos que hundió a la serie animada que Antena 3 estrenó a mediados de los 90.

Otro detalle a tener en cuenta es su trabajo de animación, pues me consta que hay espectadores a los que es algo que les echa para atrás. Lo único que se me ocurre para convencerlos es señalar que todo funciona mucho mejor en movimiento -y eso que a mí ya me había convencido con los tráileres vistos hasta ahora- y que es increíblemente fluida para estar a la altura del vertiginoso ritmo que tiene la película, algo que ya se marca de entrada con el paseo de Ofelia hacia la oficina del Súper. Si el problema son los propios diseños, ahí no hay nada que hacer, te gustan o no, y yo estoy encantado con ellos.

Los villanos de 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo'

Pasando ya al contenido en sí mismo, conviene destacar la increíblemente eficaz utilización de la escatología -ojo, en pequeñas dosis-, algo que casi siempre se le escapa de las manos a cualquier obra de ficción, y las acertadas referencias a temas más o menos actuales, pero que estoy convencido que funcionarán de forma atemporal, pero lo realmente importante es la introducción de villanos propios que “saben” a Ibáñez, especialmente los desastrosos sicarios siameses, y la magnífica utilización que hacen de Rompetechos, quien en ningún momento deja la sensación de ser un pegote puesto ahí porque sí.

No quisiera olvidarme tampoco de la excelente selección de voces, siendo ese uno de los puntos en los que Fesser ha apostado por mantener varios aciertos de su anterior incursión en el mundo de Mortadelo y Filemón, incluyendo el hecho de cambiar la de Filemón durante esa divertida secuencia al principio de la función en la que todos somos conscientes de que está pasando algo raro. Habrá quien quizá crea que está un poco alargado, pero no es mi caso y lo es aún menos por lo bien que encajan lo ahí mostrado con lo que sucede posteriormente.

En definitiva, Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo‘ es la adaptación definitiva de los personajes de Ibáñez, ya que capta a la perfección su esencia y lo hace desarrollando con talento una aventura propia que raya a muy alto nivel -aunque no descarto que pueda haber alguna mejor en el futuro, pero siempre siguiendo la línea marcada aquí, que como adaptación me parece inmejorable-. Cuenta además con un ritmo endiablado -y la duración ideal- y es divertida en la abrumadora mayoría de momentos que quiere serlo, y eso es mucho cuando hay un bombardeo constante de gags. No os la perdáis.

Palabras relacionadas: