‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’, menudo bodrio

Russell Naftal, uno de los jefazos de Beast Media Group, ha dejado claro que, por mucho que ‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’ (Paranormal Activity: ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
1

Russell Naftal, uno de los jefazos de Beast Media Group, ha dejado claro que, por mucho que ‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’ (Paranormal Activity: The Ghost Dimension) se está vendiendo como el episodio final, la franquicia continuará adelante si esta sexta entrega tiene el éxito suficiente. No es algo que deba pillarnos por sorpresa, pues vivimos en una época en la que abundan las secuelas artificiales para sacar más dinero de donde ya no hay nada que contar, pero sí que deja claro lo que podemos esperar de la que ahora nos ocupa.

Por mi parte, me aburrió tanto la primera entrega que llegué a pensar que nunca jamás vería nada más relacionado con ella, pero hace ya casi un par de años me descubrí disfrutando hasta cierto punto con ‘Paranormal Activity: Los Señalados’ (Paranormal Activity: The Marked Ones) y esperaba que el milagro quizá volviera a acontecer con ‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’. No ha sido así, pues me encontré con un coñazo del que lo único bueno que puede decirse es que al menos conserva el rasgo de identidad de la saga de durar muy poquito.

Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’, una pérdida de tiempo

Imagen de

Imagen de

Soy consciente de que no puedo valorar con rotundidad el trabajo que hace ‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’ cerrando tramas al haberme saltado varias entregas, pero ya en el prólogo deja claro por dónde van a ir los tiros para que cualquiera pueda situarse. No es que esta serie de películas haya tenido nunca una mitología rica y variada, por lo que entran a las bravas en los primeros minutos y luego van vinculándolo sobre todo con lo contado en la tercera entrega gracias a una serie de misteriosas grabaciones en vhs.

Es ahí donde el libreto de Jason Pagan, Andrew Deutschmann, Adam Robitel y Gavin Heffernan -¿en serio eran necesarios cuatro guionistas?- tiene su mejor –y única- arma, ya que el pasado y el presente se vinculan buscando ir alimentando una creciente sensación de inquietud. La primera oportunidad perdida es no resaltar más el aire siniestro de las grabaciones –aún recuerdo lo potente que era la reivindicable ‘Sinister’ en este punto- y reducirlo todo a una solución ya bastante trillada en la que además no existe el menor interés en ir más allá de lo puramente superficial.

Una vez aclarado eso, lo único que queda es la tendencia a la repetición que nos desesperó a muchos en la primera entrega. Cierto que aquí el debutante Gregory Plotkin tiene más medios –‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’ cuenta con un presupuesto de 10 millones de dólares, convirtiéndose así en la más cara de la saga con notable diferencia- para intentar disimularlo, pero parece que todo haya quedado reservado a la inclusión de un 3D horrible que no promete nada bueno de cara al salto de la saga al mundo de los videojuegos. Por lo demás, otro muestra de esclavismo al found footage sin ideas para integrarlo en algo que se salga de lo rutinario.

Soporífera estupidez

Escena de

Escena de

Debajo de ese deficiente reclamo visual lo que encontramos es una nueva muestra de esos personajes estúpidos –algo realzado por la incapacidad de los actores para transmitir algo- que no caen en decisiones cuestionables por motivos viscerales –en esos casos es algo que uno debería poder entender y “perdonar”-, sino que simplemente son idiotas y no reaccionan de forma lógica ante lo que sucede para que la historia planteada pueda avanzar. Además, vuelve una y otra vez sobre lo mismo –no pude acabar más cansado de las apariciones de esa especie de humo negro maligno- aportando únicamente mediocres golpes de efecto que uno ve venir a la legua.

Todo ello provoca que ‘Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’ provoque una enervante sensación de tedio que llevó a que mi único miedo real fuera quedarme dormido y que todo lo sufrido hasta entonces encima no hubiera servido para nada, porque considero que uno no puede valorar una película en condiciones si no la ha visto entera, ya sea porque la ha dejado de ver por voluntad propia o porque ha quedado traspuesto.

Justo es reconocer que, siguiendo la tónica de los relatos que usan el un tanto odioso recurso del metraje encontrado, la cosa se anima durante el tramo final, pero eso sirve para bien poco si no has conseguido que me interese lo más mínimo lo que cuentas –o cómo lo cuentas, ya que el trabajo de Plotkin es extraordinariamente anodino- o has logrado que tengan algún tipo de interés en el porvenir de los personajes. Además, la sensación de cierre de saga es bastante escasa, por lo que ni en eso podemos hablar de cualquier tipo de acierto.

En definitiva, Paranormal Activity: Dimensión Fantasma’ es un bodrio y un completo coñazo en el que lo único debatible es qué es lo menos malo de todo. Otro sacacuartos más de los que ayuda a hundir la imagen del cine de terror actual, por lo que mejor contentarse con la desigual última propuesta de cierto realizador mexicano por mucho que sólo pertenezca en parte al género o dejaros asustar por la actuación de Johnny Depp en su, eso sí, fallido thriller que perder vuestro tiempo con ella.

Compartir