‘Perdida’, la película más retorcida del año

Ya he comentado en varias ocasiones que Christopher Nolan, Paul Thomas Anderson y David Fincher son mis tres directores actuales predilectos, dependiendo ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0

Cartel de 'Perdida'

Ya he comentado en varias ocasiones que Christopher Nolan, Paul Thomas Anderson y David Fincher son mis tres directores actuales predilectos, dependiendo del día que tenga que mi favorito sea uno u otro. Por ello, no podría alegrarme más el hecho de que todos ellos vayan a estrenar nueva película durante los próximos meses, siendo Fincher el que abre el camino con ‘Perdida‘ (‘Gone Girl’, 2014), el esperadísimo salto al cine de la novela homónima de Gillian Flynn.

La propia Flynn se ha encargado de adaptar una obra literaria que, pese a que estaba disfrutando sobremanera, decidí abandonar para que la magia de descubrir la historia por primera vez quedara reservada para su versión cinematográfica. Por comentarios ajenos no he tardado en descubrir que es una adaptación bastante fiel, pero lo que ahora nos interesa es que también es una excelente película y a buen seguro la obra más retorcida que se estrenará durante este 2014.

La genialidad de ‘Perdida

Ben Affleck en 'Perdida'

Fincher ya ha demostrado en varias ocasiones que sabe manejar cómo pocos las historias con asesinatos, pero mi gran miedo era que el material a su disposición le llevase a sacar adelante otro thriller solvente pero alejado de la genialidad de la que él es capaz como sucedió en su anterior largometraje. Pues bien, lo primero que conviene aclarar es que sucede todo lo contrario, ya que el guión de Flynn resulta modélico y la historia que ella misma creó es tan esencial o más que la propia labor de Fincher para que ‘Perdida‘ llegue a resultar tan apasionante.

Dejando de lado sus sorprendentes y muy eficaces giros de guión por el mero hecho de que no quiero revelaros más de la cuenta, Flynn acierta casi de pleno en la construcción del relato, ya que, con la relativa salvedad de que quizá se tome más de la cuenta en la parte dedicada a la introducción de la historia, todo encaja a las mil maravillas por mucho que se plantee varios objetivos diferentes más allá de la resolución del crimen, desde abordar la importancia del punto de vista hasta la crítica a las reacciones de los medios de comunicación. Todo ello sin olvidar el fascinante retrato que hace de sus dos protagonistas y de las relaciones de pareja.

Ben Affleck y Rosamund Pike en 'Perdida'

En este último apartado también resultan imprescindibles las impecables actuaciones de Ben Affleck y Rosamund Pike. Seguro que muchos dudan de la capacidad interpretativa del primero y no les culpo, pero en ‘Perdida‘ se consigue algo que nunca había visto hasta ahora en él: Simplemente no parece estar actuando, ya que la naturalidad de la que dota a su personaje es tal que se funde con Nick Dunne, tanto para mostrar su lado más humano como los puntos oscuros de su personalidad. Lo mismo sucede con Pike y no me extrañaría hasta una nominación al Oscar en su caso, pero con ella la sorpresa es menor, pues ya me había demostrado su arsenal dramático con anterioridad. Eso sí, la mejor actuación de ambos sin dudarlo ni un instante.

Además, conviene destacar el gran trabajo que Fincher consigue extraer de un reparto de secundarios algo desconcertante en primera instancia, pero tanto Neil Patrick Harris como, sobre todo, Tyler Perry lo bordan en unos personajes alejados de sus coordenadas habituales. La excelente construcción de personajes del guión de Flynn también ayuda lo suyo, pues ‘Perdida‘ desarrolla las cosas con calma y no sacrifica nada en beneficio del impacto, siendo precisamente por esto por lo que las sorpresas funcionan y se integran dentro del relato en lugar de ser una solución puntual para mantener la atención del espectador durante pasajes menos inspirados.

La aportación de David Fincher

[embedded content]

Habrá quien hasta pueda considerar un sacrilegio decir que Perdida‘ es la película de David Fincher que menos sufriría si su director fuese otra persona -alguien solvente, ojo-, pero es justo lo que pienso. ¿Quiere esto decir que Fincher no hace gala de esa exquisita madurez en la puesta en escena que alcanzó con ‘Zodiac‘ (2007), quizá no su mejor película -hay ciertos detalles de guión que jugaban muy en su contra-, pero sí la mejor dirigida de su carrera? Para nada, ya que él eleva aún más el material de primera que tiene a su disposición.

No entraré mucho en la brillante utilización de los flashbacks al ser un recurso heredado del guión de Flynn, pero resulta indispensable mencionarlos, del mismo modo que Fincher domina con mano de hierro la evolución de la historia a partir del momento en el que se aclara el misterio y tiene que lidiar con la verdad en lugar de mantener de forma impecable la sensación de duda sobre lo que realmente habría sucedido. Aquí se sacrifica el lucimiento personal en beneficio de ejercer un control absoluto sobre la película, deleitándose, eso sí, en su naturaleza retorcida, algo muy de su gusto.

Escena de la película 'Perdida'

Puede que no sea tan llamativo como en otras obras suyas -pienso sobre todo en ‘Seven‘ (1995)-, pero el trabajo de creación de atmósfera realizado por Fincher es otro de los puntos fuertes de la función, ya que se vale de una música en muchos momentos meramente ambiental para ir creando la sensación de que algo raro está sucediendo, pero sin caer en una saturación que le hubiese venido mal a una película como ‘Perdida’.

Otro elemento clave del trabajo de Fincher es su apuesta por una fotografía con colores más apagados de lo habitual, algo que ayuda a terminar de definir el peculiar tono por el que se apuesta, sin grandilocuencias fuera de lugar, pero sin olvidar en ningún momento la gravedad de la situación. De hecho, hasta modera los excesos puntuales, que los hay, para que no haya nada que pueda parecer fuera de lugar, aunque seguro que habrá no pocas personas que critiquen su particular desenlace, a buen seguro una de las cosas que más comentarios provocará de ‘Perdida’.

[embedded content]

En definitiva, Perdida‘ es una gran película que se beneficia de forma notable de contar tras las cámaras con la presencia de un director del talento de David Fincher, pero que sin él seguramente también se hubiese convertido en un título muy a tener en cuenta, ya que también encontramos las mejores actuaciones de Ben Affleck y Rosamund Pike y un estupendo guión que para sí quisieran la práctica totalidad de directores que hay en Hollywood. No os la perdáis.