Syfy 2015 | ‘Song of the Sea’ y ‘Cub’ no cumplen las expectativas y ‘Crazy Bitches’ es un bodrio

Ha llegado el momento de seguir con el repaso que desde Blogdecine estamos haciendo de la decimosegunda edición de la Muestra Syfy de Cine Fantástico de ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
0,20

Song Of The Sea y Cub

Ha llegado el momento de seguir con el repaso que desde Blogdecine estamos haciendo de la decimosegunda edición de la Muestra Syfy de Cine Fantástico de Madrid que comenzó hablándoos de la desigual pero recomendable ‘Chappie‘, siguió ayer con la desternillante ‘Lo que hacemos en las sombras‘ (What We Do in the Shadows) y la entretenida ‘Burying the Ex‘ y que voy va a centrarse en las algo decepcionantes Song of the Sea‘ y ‘Cub (Welp) y en ese truño conocido por el engañoso nombre de ‘Crazy Bitches

Song of the sea‘, realismo mágico algo insustancial

Song Of The Sea

Nominada al Oscar de mejor película de animación en los últimos premios de la Academia de Hollywood, ‘Song of the sea‘ guarda un claro parentesco con ‘El secreto del libro de Kells‘ (The Secret of Kells), el anterior trabajo de Tomm Moore, aunque en esa ocasión compartía responsabilidades con Nora Twomey y aquí todo el trabajo es suyo. De nuevo se apuesta por una historia que podríamos calificar como realismo mágico, con unos diseños sencillos pero atractivos -me gustó especialmente el del perro de los protagonistas- y un marcado interés por integrar aspectos ocultos de la naturaleza dentro de la historia.

El problema es que a la hora de la verdad se trata de una película bonita en la que el hecho de contar con una animación no muy de moda en la actualidad en mi caso sirvió para llamar más la atención sobre las debilidades del libreto de Will Collins, donde se confía más en intentar emocionar al espectador a través de la ingenuidad por la que se apuesta en lugar de construir un relato con suficiente profundidad. En mi caso jamás llegó a tocarme la fibra sensible y por ello cada vez fue interesándome menos lo que se me estaba contando. Con todo, no es una mala película y estoy convencido de que habrá mucha gente que acabe encantada -es fácil dejarse llevar sin más-, pero no fue mi caso.

Cub‘, un slasher forzado

Cub

Cuando era adolescente tenía una gran debilidad por el slasher, un subgénero del que con el paso del tiempo he empezado a valorar más esas apuestas que al menos se desvían un poco de sus lugares más comunes. Por ello tenía ciertas esperanzas depositadas en ‘Cub‘, una producción belga que en el último Festival de Sitges consiguió el premio al mejor director para Jonas Govaerts, también guionista de la misma junto a Roel Mondelaers.

Por desgracia, ‘Cub‘ es una cinta que no termina de tener claro qué es exactamente lo que quiere ser y su toque de slasher está integrado de forma demasiado forzada -entiendo que la idea es saltarse ciertos tópicos del género, pero de nada sirve hacerlo si creas otros problemas por el camino-, ya que nunca se incide de forma apropiada en la mitología del matarife y además está demasiado ausente hasta su tramo final, donde, eso sí, la película gana interés e incluso nos deja un par de escenas para el recuerdo.

La cuestión es que uno llega a pensar que estamos ante una obra demasiado aleatoria que propone un par de frentes -los problemas psicológicos de Sam, los hechos horribles que sucedieron donde acampan los Boy Scouts, etc- y nunca llega a entrar en ninguno de ellos de forma satisfactoria, pero al menos Govaerts consigue extraer una actuación estimulante de Maurice Luijten, su joven protagonista, y esquiva las situaciones en las que uno podría pensar que los personajes son todos idiotas. Lástima que se quede a mitad de camino en todo.

Crazy Bitches‘, una de las peores películas que he visto

Crazy Bitches

La jornada llegó a su fin con el pase de ‘Crazy Bitches‘, una película que sólo por su título ya consigue crear cierta curiosidad sobre la loca mezcla entre comedia y cine de terror que podría salir de ahí. Por desgracia, se trata de un absoluto desastre que sigue la detestable fórmula de comenzar con un asesinato para intentar atrapar nuestro interés -no lo consigue, que es un crimen increíblemente anodino- para luego centrarse durante más de dos tercios de su metraje en unos personajes odiosos que lo son aún más por culpa de unos patéticos diálogos que me hicieron sopesar la posibilidad de abandonar la sala por lo lamentable que era todo lo que sucedía en pantalla.

No obstante, me quedaba la esperanza de que ‘Crazy Bitches‘ remontase con un final desenfrenado, pero no es el caso. La realidad es que entonces hay un par de muertes muy poco inspiradas y que la explicación que se nos ofrece difícilmente podría ser más ridícula, por no mencionar la penosa forma en la que quieren justificar su título o el hecho de que encima estiran de forma exagerada su desenlace. Si os soy sincero, no se me ocurre nada que pueda redimir a esta engañosa, soporífera y bochornosa película de la que deberíais huir como si de la peste se tratase.

En Blogdecine:

Syfy 2015 | ‘Chappie’, diversión y espectáculo con conciencia

Syfy 2015 | ‘Lo que hacemos en las sombras’ es divertidísima y ‘Burying the Ex’ entretiene