‘The Voices’, estimulante rareza

Son muchas las películas que llegan a España con hasta años de retraso, son lanzadas directamente en dvd, blu-ray o que simplemente nunca llegan a poder ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
1,10

Cartel de 'The Voices'

Son muchas las películas que llegan a España con hasta años de retraso, son lanzadas directamente en dvd, blu-ray o que simplemente nunca llegan a poder verse en nuestro país por medios legales. El tópico de la piratería suele esgrimirse a menudo como uno de los principales responsables de que esto suceda, pero a mí me la sensación de que es más la falta de valor por parte de las distribuidoras españolas, porque no veo otro motivo para que la muy disfrutable ‘John Wick’ aún no haya llegado a nuestro país.

Hoy me toca hablaros de otro de esos casos, ya que ‘The Voices‘, primera película americana de Marjane Satrapi -aunque el rodaje tuvo lugar en Alemania-, que al parecer se estrenó en España el pasado lunes 8 de junio directamente en dvd, algo de lo que seguramente muchos de vosotros ni os hayáis enterado, y no os culpo, ya que yo lo descubrí de chiripa. De lo que sí me gustaría que estuvierais al tanto es de que se trata de una desigual pero estimulante rareza que no merece caer en el olvido tan rápido.

El peculiar encanto de ‘The Voices

Escena de 'The Voices'

Ryan Reynolds da vida en ‘The Voices‘ a Jerry, un hombre que sufre alucinaciones, lo cual le lleva a mantener conversaciones con su perro y su gato. Lo cierto es que, pese a sus problemas, parece inofensivo, pero las cosas no tardarán en complicarse cuando conozca a Fiona, una atractiva compañera de trabajo, y esto irá yendo a más según avanza la película, ya que tras la apariencia afable de Jerry encontramos a un psicópata.

Uno de los principales atractivos de ‘The Voices‘ es que Satrapi presta mucha atención al look visual de la película en relación al estado emocional concreto de su protagonista, ya que es obvio que ve las cosas de una forma u otra en función de si se ha tomado o no su medicación. Este punto puede causar cierta extrañeza durante la primera toma de contacto con la película, ya que quizá se exagera todo un poco más de la cuenta en lo referido a la utilización de los colores, pero es algo a lo que uno pronto se acostumbra y que resulta determinante para que no estemos ante una película más.

La otra gran clave es la estupenda interpretación de un Reynolds, ya que él es el responsable de que el curioso cóctel de géneros que es ‘The Voices‘ no se venga abajo en ningún momento. Es ahí donde la relativa indefinición de la película en lo referente a su tono queda compensado con una actuación que muestra la fragilidad, la determinación y el delicado estado mental de su protagonista sin querer redimirlo, pero tampoco demonizándolo. Es una decisión que algunos no entenderán, pero que Reynolds aprovecha a las mil maravillas para ofrecernos uno de sus mejores trabajos hasta la fecha.

Una propuesta desigual

Anna Kendrick y Ryan Reynolds en 'The Voices'

Justo es señalar que hay un par de ocasiones en las que da la sensación de que Satrapi pierde el control de la situación, lo cual hace un poco de daño al componente satírico de ‘The Voices, pues ahí es especialmente importante mantener una coherencia interna impecable. Además, es cierto que la película tarda un poco más de la cuenta en mostrar sus verdaderas cartas -aunque uno ya debería ser consciente de lo que está por venir sólo por cómo se está desarrollando- y posteriormente no aborda con toda la efectividad deseada el absurdo de algunos situaciones.

Sin embargo, la película mantiene su atractivo en todo momento y Reynolds no es el único integrante de su reparto que consigue brillar y aportar un interés extra a lo que sucede en pantalla. Los demás saben extraer bastante bien el jugo a un peculiar tono que en todo momento parece condenado a descarrilar, siendo esto algo que nunca llega a suceder del todo, ni siquiera cuando todo se vuelve un poco más sombrío -y mucho más sangriento-.

En definitiva, The Voices‘ es una película diferente sin irse a lo experimental que cuenta con un estupendo trabajo de Ryan Reynolds y el resto de personajes con peso en la trama también está a un buen nivel. Sí que es cierto que su peculiar todo a veces se vuelve un poco en su contra, pero Satrapi hace todo lo posible porque juegue a favor y no en contra de la cinta y el bagaje acaba siendo positivo.