‘Vengadores: La era de Ultrón’, un paso atrás

Creo que ‘Iron Man 2‘ es la única película con la que Marvel fracasó artísticamente, ya que las demás funcionan todas con una mayor o menor ...
publicado por
Ana Capreo avatar photo
hace karma
2,60

Cartel de 'Vengadores: La era de Ultrón'

Creo que ‘Iron Man 2‘ es la única película con la que Marvel fracasó artísticamente, ya que las demás funcionan todas con una mayor o menor eficacia, siendo ‘Los Vengadores‘ (The Avengers), ‘Capitán América: El soldado de invierno‘ (Captain America: The Winter Soldier) y ‘Guardianes de la Galaxia’ (Guardians of the Galaxy) sus tres obras más estimulantes hasta la fecha, y seguro que no era el único que esperaba y deseaba que la compañía se superase a sí misma con ‘Vengadores: La era de Ultrón’ (Avengers: Age of Ultron).

La cuestión es que con las expectativas siempre es mejor no tenerlas para no alimentar la posibilidad de una decepción más o menos importante, que ha sido lo que ha acabado pasándome en el caso de ‘Vengadores: La era de Ultrón‘. ¿Quiere eso decir que no he disfrutado con ella o que es una mala película? Para nada, pero sí que supone un paso atrás por parte de Marvel, ya que el no ser más que una -gran- aventura de transición acaba por volverse en su contra.

Vengadores: La era de Ultrón’ no supera a la primera

Los protagonistas de 'Vengadores: La era de Ultrón'

Marvel tiene un plan muy ambicioso para su universo cinematográfico y el éxito del mismo ha hecho que el resto de compañías se aventure a lo loco a intentar imitarlo. Aún tardaremos un poco en ver cómo es manejado por otras productoras, pero en el caso de Marvel podemos concluir que da pie a que muchas de sus películas acaben dando la sensación de ser poco más que transición de cara a un colofón que no termina de llegar y que en este caso responde al nombre de Thanos.

El caso más radical de esa tendencia hasta ahora lo tenemos en ‘Thor: El mundo oscuro‘ (Thor: The Dark World), un título con el que yo disfruté más que muchos, pero que podrían haber eliminado y la pérdida sería bastante menor. Eso es algo que Marvel supo evitar hasta cierto punto con sus dos largometrajes de 2014, pero que tristemente reaparece en ‘Vengadores: La era de Ultrón’, donde la amenaza concreta nunca llega a dar auténtica sensación de peligro y lo realmente importante son los -tímidos- detalles que anticipan la encarnizada rivalidad que surgirá entre sus protagonistas.

Ultrón

Hay que reconocer que todos sabíamos a estas alturas que Los Vengadores van a enfrentarse a enemigos mucho más poderosos en el futuro, pero eso no es excusa suficiente para desperdiciar la segunda ocasión en la que los vemos a todos juntos en pantalla, siendo además la salida, por ahora temporal, de Joss Whedon de Marvel. Quizá por ello -y por la necesidad de hacerla aún más atractiva en otros mercados- la acción vaya dando saltos de un sitio a otro sin dar en ningún momento la sensación de ser algo necesario o de formar parte de un plan bien urdido como el de Loki en ‘Los Vengadores‘.

Este punto también acaba dañando de forma notable al villano, ya que Ultrón en sí mismo sí que funciona mejor como enemigo que Loki, pero a cambio es mucho peor personaje por dos motivos aparentemente contradictorios: El guión complica demasiado sus planes al mismo tiempo que uno nunca llega a tener del todo claro sus motivaciones, por lo que llegado el momento del enfrentamiento final todo queda reducido a que hay que acabar con él porque es malo. Quizá eso sea suficiente para muchos, pero acabar echando mano de lo genérico quita emoción al tramo final, siendo entonces cuando queda completamente claro que ‘Vengadores: La era de Ultrón’ está por debajo de la primera entrega.

Un buen entretenimiento

Ojo de Halcón

Uno tiene claro nada más empezar la película que Marvel y Joss Whedon tomaron nota de algunas de las quejas recurrentes hacia ‘Los Vengadores, por lo que empiezan ya por todo lo grande con una sobredosis de peleas y violencia estilizada que cumple muy bien su función de atrapar al espectador ya de entrada. Eso sí, conviene señalar que es el único momento en el que sentí estar viendo algo aparatoso y artificioso, ya que visualmente hay alguna solución poco acertada.

Por suerte, Whedon no tarda en recuperar el control para imprimir a ‘Vengadores: La era de Ultrón’ un tono similar al de la primera entrega, es decir, una acertada combinación de humor, acción, drama y pequeñas dosis de épica. También se consigue un mayor equilibrio en el protagonismo de todos los vengadores y una mejora increíble en el caso de Ojo de Halcón, quien pasa de ser poco más que una comparsa a probablemente el personaje mejor tratado por el guión, algo que Jeremy Renner no desaprovecha, dejándome incluso con ganas de una película propia para su personaje, algo impensable por mi parte hasta ahora.

Mercurio y Bruja Escarlata

Además, ‘Vengadores: La era de Ultrón’ tiene la capacidad para desarrollar más y mejor a nuestros superhéroes, ya que en la primera todo estaba encaminado a conseguir que trabajasen juntos, mientras que aquí se incide más en sus personalidades sin que eso sea nunca un estorbo narrativo. Otro acierto de Whedon es Visión, una de las novedades más esperadas que finalmente no tiene tanta presencia en pantalla como podríamos esperar, pero todas sus apariciones son importantes y aportan algo a la historia.

Por su parte, la adición de Elizabeth Olsen y Aaron Taylor-Johnson para dar vida a la Bruja Escarlata y a Mercurio es correcta, luciendo más en el caso de ella, ya que da la sensación de que ‘Vengadores: La era de Utrón’ tampoco ha querido esforzarse para superar al estupendo Mercurio interpretado por Evan Peters en ‘X-Men: Días del futuro pasado‘ (X-Men: Days of Future Past). ¿Quizá un intento deliberado por quitarle importancia para que Fox no pudiera sacar partido de esa “rivalidad” en el futuro?

Otros defectos

Andy Serkis en 'Vengadores: La era de Ultrón'

Por lo demás, Vengadores: La era de Ultrón’ siempre entretiene, incluso en esos momentos en los que uno tiene claro que la evolución argumental se ha detenido para añadir nuevas escenas de acción con las que intentar superar a las de la primera entrega. Personalmente, llegó un punto en el que me llegaron a dar la sensación en algún momento de ser un poco caóticas, aunque también sospecho que es consecuencia de un montaje en el que se tuvo que eliminar más de una hora de metraje respecto a la primera versión de la misma. Imagino que esto se solucionará en la versión extendida ya anunciada para cuando salga a la venta en dvd y blu-ray.

Hay otro detalle que me llamó la atención negativamente, ya que me da la sensación de que en Marvel se han preocupado en exceso de esas quejas sobre la destrucción gratuita que tanto llegaron a afectar a algunas películas de superhéroes -pienso sobre todo en ‘El hombre de acero’ (Man of Steel)-, y como resultado de ello hay varios momentos de ‘Vengadores: La era de Ultrón’ en los que se subraya en exceso la preocupación de nuestros protagonistas por evitar que algún civil salga herido como consecuencia de sus peleas contra Ultrón y su horda de drones. Entiendo la preocupación, pero acaba siendo excesiva y eso hace que uno de sus puntos dramáticos culminantes acabe incluso dando la sensación de forzar más de la cuenta.

En definitiva, Vengadores: La era de Ultrón’ es un blockbuster muy efectivo con el que uno puede pasárselo muy bien en el cine, pero también es una película capada de antemano por las autolimitaciones de Marvel y en la que también se percibe un poco de ese agotamiento que ha llevado a Joss Whedon a ceder las riendas de la próxima entrega a los hermanos Russo. Con todo, su mayor pecado es que simplemente no es mejor que la primera entrega y tampoco que las dos películas anteriores de Marvel.