Los atractivos de Lisboa

Lisboa. Portugal. Una ciudad donde puedes disfrutar de su historia, cultura y tradición es Lisboa, capital de Portugal que ofrece un sinnúmero de ...
publicado por
Salvador Batista avatar photo
hace karma
0,10

Lisboa. Portugal. Una ciudad donde puedes disfrutar de su historia, cultura y tradición es Lisboa, capital de Portugal que ofrece un sinnúmero de actividades para todo tipo de público.

El turista que la visite sentirá una nostalgia al momento de caminar por sus calles y monumentos históricos.

Para conocerla debes iniciar por su Plaza del Comercio, la más importante de Lisboa que fue construida, donde estuvo situado el palacio real, antes de ser destruido por el gran terremoto de 1755.

De acuerdo a informaciones, la fisionomía de la Plaza del Comercio se compone de un conjunto de edificios porticados en tres de sus lados y está abierta en el lado sur, mirando al Tajo. Históricamente ahí llegaban los barcos mercantes.

Asimismo un lugar de gran interés histórico y turístico, es el Arco Triunfal da Rua Augusta, el cual fue diseñado por el arquitecto Santos de Carvalho para celebrar la reconstrucción de la ciudad después del gran terremoto.

Su construcción finalizó en 1873 y sus estatuas representan, entre otros, a Vasco de Gama y al Marqués de Pombal.

El Monasterio de los Jerónimos. Es sin lugar a duda la visita turística más importante de Lisboa. En 1983 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su nombre en portugués es Mosteiro dos Jerónimos.

El mismo fue diseñado por el arquitecto Diogo de Boitaca. Su construcción se inició el 6 de enero de 1501 y concluyó a finales del siglo XVI.

El estilo predominante del monasterio es el manuelino y se construyó para celebrar el regreso de la India de Vasco de Gama.

La Torre de Belém. De estilo manuelino, fue construida entre 1515 y 1519, y es obra de Francisco de Arruda. Este lugar está situado en la desembocadura del Tajo e inicialmente sirvió para la defensa de la ciudad, posteriormente se convirtió en centro aduanero y faro.

Monumento al Descubrimiento. A pocos metros de la Torre de Belém y al Monasterio de los Jerónimos, se encuentra este monumento, con unos 52 metros de altura, erigido en 1960 para conmemorar el quiniento aniversario de uno de los grandes descubridores de Portugal, el infante Henrique el Navegante, descubridor de Madeira, Las Azores y Cabo Verde.

El Castillo de San Jorge. Es uno de los monumentos más conocidos de Lisboa y se caracteriza porque su imagen sobresale en la cima de la colina de San Jorge, la más alta de Lisboa y donde se encuentran los barrios Castelo y La Alfama.

Construido en el siglo V por los visigodos, el Castillo de San Jorge fue agrandado por los árabes en el siglo IX y modificado durante el reinado de Alfonso Enríquez.

En 1938 sufrió una restauración completa.

El Puente Vasco da Gama. Este es el puente más largo de Europa. Tiene 17,2 kilómetros de largo y fue construido con motivo de la Exposición Universal de 1998. La longitud del puente hace que en días nubosos sea imposible ver el otro lado.

La Catedral de Lisboa. Es la iglesia más antigua e importante de la ciudad y su construcción data del siglo XII y su estilo predominante es el románico.

Plaza Marqués de Pombal. La estatua representa al Marqués de Pombal, gobernador de Lisboa entre 1750 y 1777, junto con un león, el símbolo clásico del poder.

Es bueno aclarar que los edificios que la rodean son sedes corporativas de bancos portugueses, así como de importantes hoteles de cadenas internacionales.